143731398938México DF.- En el Sistema Penitenciario Federal se erogan aproximadamente 140 pesos diarios para mantener a un reo.

Aunque, este presupuesto contempla solventar los gastos por salarios de los custodios, alimentos, medicinas, uniformes, energía eléctrica, combustibles, trabajos de mantenimiento de los inmuebles, materiales para la industria penitenciaria, labores educativas, artísticas, deportivas y culturales.

La cantidad es mayor a la que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) invierte en su sistema de bachilleratos, ya que la máxima casa de estudios gastó 115 pesos por día, es decir, 42 mil 249 pesos anuales por cada estudiante, según su presupuesto de 2014.

Así lo revela el estudio La transformación del Sistema Penitenciario Federal en el apartado de “diagnóstico”, elaborado por el investigador del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, Guillermo
Zepeda Lecuona.

Al hacer un comparativo, el gasto penitenciario es mayor al que invierte una escuela de bachilleres, ya que la UNAM por cada alumno de bachillerato destinó 115 pesos por día, es decir, 42 mil 249 pesos anuales, según su presupuesto del año pasado.

Aunque el investigador advierte las disparidades en la medición con otros países, señala que México gasta más en este ámbito de la seguridad que otras naciones como Chile, Colombia o El Salvador.

Otro de los indicadores sobre los recursos invertidos es que el personal del Sistema Penitenciario Federal representa 8% del total de los servidores públicos que laboran en los subsistemas de seguridad ciudadana y justicia penal.

El estudio refiere que se trata de 44 mil 938 servidores públicos en el país, de los cuales, 5 mil 404 o 12% laboran en el Sistema Penitenciario Federal.

Los recursos deberían reflejarse en un mayor control del penal, según el investigador, pues “pareciera que este Sistema tiene mayor capacidad de respuesta y cuidado a los internos a los que deben dirigir los servicios de atención y reinserción social, pues disponen de 12% del personal penitenciario; en tanto que sólo atienden aproximadamente al 7% de los internos del país”, explica el documento.

Sin embargo, la problemática del Sistema Penitenciario en el país se ha venido agudizando en los últimos años porque la política criminológica ha propiciado que la población penitenciaria se haya duplicado en una década, “sin que los mexicanos se sientan dos veces más seguros”.

El Distrito Federal tiene 38 mil reos; el Estado de México, 25 mil; Jalisco, 18 mil, y Baja California 16 mil, por lo que son las entidades que concentran el mayor número de presos, según datos del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social, dependiente de la Comisión
Nacional de Seguridad.

Además de los recursos previstos para la manutención de los reos, este año, el penal del Altiplano recibió los últimos 480 mil pesos de los 396 millones de pesos que costó la “construcción amueblado y equipado del Cuartel para la Policía Federal y Custodios”, según se detalla en los programas de inversión del presupuesto de 2015.

También se invirtieron mil millones de pesos para la “Rehabilitación y construcción de estancias de baja, mediana y alta peligrosidad del Cefereso de Huimanguillo, Tabasco” y 2 mil millones de pesos más fueron etiquetados para la “remodelación, adecuación, ampliación, amueblado y equipado del Cefereso No. 8 Norponiente”,
donde se encuentran 447 reos.

Mientras que 851 millones de pesos fueron asignados para la construcción de los cuarteles para los elementos de la Policía federal y custodios, dentro de las instalaciones de los Centros Federales de Readaptación Social No. 2 Occidente, No. 3 Noreste
y No. 4 Noroeste.

ZOCALO.COM.MX

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *