Jesús Cruz, un chofer que trabaja para una funeraria, se quedó con ganas de llevar a más migrantes en su camión con doble remolque y al máximo de su carga, 160 ataúdes; pero sólo pudo hacer subir a una mujer con sus dos hijos pequeños a la cabina.

“Paré por los niños. Quisieron subir más pero no caben, es peligroso”. Aun así, tres jóvenes decidieron viajar colgados. “Van inseguros, pero deben decir, ‘de caminar ahí mejor’”.

José Alejandro Caray, un hondureño de 17 años, y su nuevo amigo Junior Eduardo Martel, de 15, de Tegucigalpa, miraban desde un puente en Irapuato cómo la gente se arremolinaba abajo intentando subir a todo camión que paraba en la incorporación a la carretera que lleva a Guadalajara.

Irapuato, México, 12 de noviembre (AP).— Varios miles de migrantes centroamericanos hicieron dedo el lunes para conseguir que alguien los lleve hacia la ciudad de Guadalajara, en el oeste de México, con el objetivo de avanzar por la costa del Pacífico hacia el norte.

Los migrantes se reunieron temprano en una carretera que sale de la ciudad central de Irapuato para subirse a camiones que los lleven a Guadalajara.

Los migrantes aprovecharon para viajar en todo tipo de vehículos, incluido uno que transportaba ataúdes.

Una de las escenas más angustiantes fue cuando cientos se apiñaron para entrar en un camión de transporte de pollos. Algunos, con sus niños en brazos, se acurrucaron en los cajones de un metro de alto con aperturas por donde apenas podían sacar las manos o asomar la cara.

Contó que afortunadamente hay más vehículos que los transportan, por lo tanto no tienen que hacer su recorrido a pie, aunque el frío los obliga a salir tapados hasta los ojos. Martínez agradeció el apoyo de las autoridades mexicanas y aunque aún está a dos mil 500 kilómetros del cruce fronterizo entre Tijuana y San Diego, ve un poco más cerca su sueño.

Las autoridades mexicanas han ayudado a los migrantes a conseguir transporte y aunque la policía les impidió el domingo que hicieran dedo, sí los ayudó a conseguir camiones que los trasladaran.

Un total de seis mil 531 migrantes atravesaron el fin de semana el estado de Querétaro, según el Gobierno local. La cifra es mayor al conteo efectuado por las autoridades cuando el grupo pasó varios días en la Ciudad de México, lo que deja entrever la posibilidad de que otros migrantes se hayan sumado a la caravana.

El mesero de Siguatepeque, Honduras, reconoció que el tramo del lunes es complicado porque “las distancias de las ciudades son más largas”. Rodríguez aspira reunir dinero suficiente para operar a su hija de 6 años, Alexa Cristal, de una hernia en el estómago.

Jesús Cruz, un chofer que trabaja para una funeraria, se quedó con ganas de llevar a más migrantes en su camión con doble remolque y al máximo de su carga, 160 ataúdes; pero sólo pudo hacer subir a una mujer con sus dos hijos pequeños a la cabina.

José Alejandro Caray, un hondureño de 17 años, y su nuevo amigo Junior Eduardo Martel, de 15, de Tegucigalpa, miraban desde un puente en Irapuato cómo la gente se arremolinaba abajo intentando subir a todo camión que paraba en la incorporación a la carretera que lleva a Guadalajara.

Después de esperar un par de horas en el puente, ambos se subieron a la plataforma de un camión que transportaba maquinaria pesada antes de que el vehículo llegara al lugar donde centenares de personas esperaban.

Ambos, cargados con unas pequeñas mochilas, confían en que el Presidente estadounidense Donald Trump no sea tan duro como lo pintan.

Trump ordenó el despliegue de más de cinco mil efectivos militares a la frontera para impedir el paso de los migrantes y ha insinuado que hay criminales e incluso terroristas en la caravana, aunque no ha presentado pruebas de ello.

Muchos migrantes partieron de Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua para huir de la pobreza, la violencia de las pandillas y la inestabilidad política.

México ha ofrecido refugio, asilo o visas de trabajo a los migrantes. Según el Gobierno, se emitieron dos mil 697 visas temporales a individuos y familias. Pero la mayoría ha preferido continuar el viaje hacia Estados Unidos.

Fuente: Sin Embargo.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *