img_1438849176_6afda2722e737796d469Cozumel.- Un abogado, área médica, maestro de educación, trabajador social, seguridad, custodia y cámaras de videovigilancia, son algunos requisitos que debe tener una prisión para ser considerada como un Centro de Reinserción Social (Cereso), y la cárcel de Cozumel carece de todo ello, que en caso de elevar su rango deberá forzosamente contar con las mismas, señaló Fermín Cortés Burgos, hasta ahora encargado de la cárcel.
En el transcurso de esta semana, Higinio Sánchez Baltazar debe tomar el mando de la cárcel como director y de acuerdo lo declarado en días pasados por Edwin Argüelles González, secretario general del ayuntamiento, la cárcel pasará a ser un Cereso, sin explicar los beneficios que conlleva elevar el estatus ni las responsabilidades que deberá cumplir.
Del tema habló Fermín Cortés Burgos, que hasta este miércoles continuaba al frente de la cárcel de Cozumel, pues hasta ahora no se ha efectuado el cambio de titular por cuestiones de agenda, ahondando en la entrevista de que para ser un Cereso debe haber muchos cambios empezando por el área jurídica donde deberá estar al mando un abogado para contestar al juzgado cuando lo requiera, mantener informados a los presos de los casos de cada uno, encargarse de ver los beneficios que pueden alcanzar los reos para recuperar su libertad anticipada, algo que ahora lo hace un elemento de la Policía Estatal Preventiva (PEP), quien corre el riesgo de ser sancionado económicamente por el juzgado en caso de no tramitar una contestación en tiempo y forma,
Otro de los puntos a los que hizo énfasis es al área médica, que desde su óptica “es muy delicado y urgente que se tenga al médico porque no hay”, aduciendo que ninguno de los agentes de la PEP encargados de la custodia del penal tienen la capacidad de diagnosticar a un preso o determinar si amerita la atención, y al no contar con esta área cada vez que un reo se siente mal lo trasladan al Hospital General.
En cuanto al área de educación, estableció la necesidad de contar con un maestro que tome la responsabilidad para darle seguimiento a los programas educativos de primaria, secundaria, y hasta bachillerato que no se tiene en esta cárcel, y eso que asegura que en otros penales tienen la oportunidad de acceder a universidades en línea.
Sumó otro punto a tomar en cuenta como el trabajo social que no se tiene en la actualidad, y cuyo encargo es estar al pendiente de la comunicación con los familiares, verificar lo referente a citas médicas, la acreditación de visitas, de lo que no se cuenta con el personal en esta prisión.
Del tema deportivo, enfatizó que debe existir un área enfocada a la búsqueda de programas de gobierno o asociaciones civiles para mantener actividades deportivas con los presos, citando que hace varios meses el gobierno municipal le regaló a los reos un par de tableros para basquetbol pero no los colocaron en los postes sino que los dejaron en el piso y al no contar con el material necesario en la cárcel simplemente se quedaron en el suelo y hasta la fecha nadie de deportes municipales o del ayuntamiento se ha acercado para apoyar en la instalación de los mismos.
En torno a la seguridad, detalló que al interior del penal debe ser vigilado por custodios, no policías estatales, ya que los de la PEP se deben abocar a la seguridad externa, pero no hay custodios.
A su parecer, algo indispensable que debe existir son las cámaras de videovigilancia en el interior y exterior que debería tener todo Cereso, “pero no tenemos nada de eso”, dijo.
Al finalizar, expuso que el organigrama de un Cereso empieza con el director, subdirector operativo, criminólogo, sicólogo, maestro o área de trabajo, médico, y ahí las jefaturas de departamento, dejando en claro que no solamente se cambia el estatus de una cárcel por hacerlo, sino que en el Reglamento de Centros Penitenciarios del Estado está contemplado lo anterior, de lo cual no existe nada de eso en la todavía cárcel municipal de Cozumel.

POR ESTO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *