1_maracanazo_1950Uruguay.-  Exactamente a 65 años de la proeza del “Maracanazo”, donde Uruguay derrotó a Brasil por 2-1 en la final del Mundial de 1950, Alcides Ghiggia, autor del gol de la victoria “charrúa”, falleció a los 88 años de edad de un ataque cardíaco.

El 16 de julio de 1950 es una de las fechas más recordadas en el mundo del futbol, pues la hazaña comandada por Ghiggia rompía todos los esquemas, los celestes no sólo derrotaron al poderoso y favorito anfitrión, sino que silenciaron a más de 100 mil almas presentes en el mítico estadio de Maracaná, publica Notimex.

Friaca adelantó a Brasil al minuto 47, pero Juan Alberto Schiaffino (66) y Ghiggia (79) cambiaron la historia y dejaron sus nombres con letras de oro en la historia del futbol soccer.

El fallecimiento de Ghiggia significó también la partida del último sobreviviente de aquella gran gesta del conjunto uruguayo, donde figuraron jugadores como Juan Alberto Schiaffino, autor del primer gol charrúa.

Ghiggia, como aquella tarde de 1950 en Río de Janeiro, había superado diversas batallas, pues en 2012 el exfutbolista fue protagonista de un accidente de tránsito, mismo que puso su vida en riesgo y después de permanecer internado por un mes, fue dado de alta.

Un año más tarde en noviembre, “Ñato” como también era conocido, fue homenajeado en el estadio Centenario, previo al encuentro que disputaron las selecciones de Uruguay y Jordania por el repechaje para la Copa del Mundo Brasil 2014.

Las paradojas del futbol, y de la vida misma, decidieron que el héroe de Maracaná se fuera el mismo día que será recordado siempre por su gran hazaña, así como será recordada su frase: “Solo tres personas en la historia han conseguido hacer callar al Maracaná con un solo gesto: el Papa, Frank Sinatra y yo”.

En 2014 la Selección de Brasil experimentó una sensación igual o más amarga que el Maracanazo, pues sufrió la peor derrota de su historia en un Mundial al caer 7-1 ante Alemania en la semifinal del Mundial jugado en Brasil, que fue sede por segunda vez en su historia, pero que nuevamente eso de nada le sirvió.

SIPSE

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *