El Segundo Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito del Poder Judicial de Quintana Roo le negó el amparo y la protección de la justicia federal a la inmobiliaria Bonfil Nueva Alternativa de Quintana Roo S. A de C. V., creada durante la administración de Joaquín Hendricks Díaz, en dos de tres juicios que interpusieron un grupo de ejidatarios de dicho núcleo agrario que reclaman la rendición de cuentas por la venta de las más de 2 mil 168 hectáreas, y que además se le entregue su parte proporcional por la respectiva comercialización tal y como está establecido en el acuerdo de la sociedad.

Dicha denegación fueron porque las impugnaciones que interpusieron durante el proceso preparatorio de los mismos, carecieron de todo sustento y de forma tajante así lo resolvió el Segundo Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito del Poder Judicial por unanimidad de votos del magistrado Sergio Javier Molina Martínez, presidente interino y los secretarios del Tribunal en funciones de magistrados de Circuito, Juan Gabriel Najar y Rogelio Pérez Reyes, quienes exponen: “La Justicia de la Unión no ampara ni protege a Bonfil Nueva Alternativa de Quintana Roo, Sociedad Anónima de Capital Variable, en términos de lo determinado en la sentencia impugnada”.

Armando Ortega Gómez, representante del grupo de ejidatarios que hace poco más de dos años iniciaron una lucha legal para el esclarecimiento de todas las irregularidades cometidas por directivos del Nuevo Centro de Población Ejidal y su Anexo, Alfredo V. Bonfil, así como la sociedad mercantil Bonfil Nueva Alternativa de Quintana Roo, expuso que en dos de los últimos dos expedientes, jueces federales le han negado el emparo y la protección a los demandados.

“La lucha la seguimos haciendo, tal parece que la justicia está del lado de quien tiene la razón y como siempre hemos dicho, estamos peleando por nuestros derechos y lo que consideramos es lo justo debido a que se trata de tierras que forman parte de nuestro patrimonio”, afirmó.

Dijo que conforme avanzan los juicios han ido saliendo poco a poco más irregularidades cometidas por exdirectivos del ejido como de la sociedad mercantil, mismas que el pasado sábado en la asamblea quedó demostrado porque “tal parece que quienes encabezan la inmobiliaria Bonaqroo, quieren lavarse las manos y mostrar documentos incompletos que tampoco han querido presentar ante los juzgados donde se ventilan los expedientes donde la autoridad se los ha requerido por la vía jurídica”.

En se contexto, mostró documentos donde dos de tres de los últimos juicios, la autoridad federal le negó los amparos y la protección de la justicia federal a la Sociedad Mercantil Bonaqroo S. A de C.V.

En la lista de estrados, de forma específica en el Sistema de Consulta de Expedientes, se pudo conocer dentro del documento público la existencia del recurso de revisión 451/2017 ante el Segundo Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito, solicitado por Bonaqroo que señalan que quienes le piden documentación y el esclarecimiento de la comercialización de las tierras, no tienen sustento legal, a lo que la autoridad de manera contundente establece claros razonamientos en virtud de que sí tienen legitimación procesal activa para promover los juicios, dado que hoy actores acreditaron su calidad de ejidatarios y esto resulta incuestionable porque sí pueden solicitar la rendición de cuentas y la exhibición de documentos.

En los juicios, los ejidatarios piden entre otras cosas, la exhibición de documentos que acrediten la o las aportaciones realizadas en numerario por el Instituto de Fomento a la Vivienda y Regularización de la Propiedad del Estado de Quintana Roo; que se justifiquen la o las aportaciones en especie realizadas por parte del gobierno del estado a través del precitado Instituto para obtener las utilidades que se han pagado correspondientes al porcentaje de la tenencia accionaria de la inmobiliaria Bonaqroo y la exhibición de los pagos que se hubieran hechos al gobierno del Estado a través del Instituto de Fomento a la Vivienda y Regularización de la Propiedad del Estado de Quintana Roo (Infovir), merced del porcentaje pactado en el acta constitutiva de la sociedad mercantil antes referida, así como el concepto por el que se hubieran hecho dichos pagos.

Y finalmente, el Segundo Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito del Poder Judicial por unanimidad de votos exponen en el segundo apartado que “la Justicia de la Unión no ampara ni protege a Bonfil Nueva Alternativa de Quintana Roo, Sociedad Anónima de Capital Variable, en términos de lo determinado en la sentencia impugnada”.

El otro expediente es el Juicio de Amparo 793/2017 donde la autoridad resuelve único: “La Justicia de la Unión, no ampara ni protege a Bonfil Nueva Alternativa de Quintana Roo S. A de C. V., por conducto de su apoderado legal, José Luis Martínez Garza, contra los actos que reclamó del juez Cuarto de Distrito en el Estado de Quintana Roo y actuario de su adscripción”.

Cabe señalar que fue en el año 2002, en apego a la publicación del Diario Oficial Federal, que mediante la desincorporación de 2 mil 168 hectáreas, Nuevo Centro de Población Ejidal de Alfredo Vladimir Bonfil estableció una sociedad con el gobierno del estado encabezado por Joaquín Hendricks Díaz y constituyó la gestora Bonaqroo, con participación del entonces Instituto de Fomento a la Vivienda y Regularización de la Propiedad (Infovir), posteriormente del Instituto del Patrimonio Estatal (IPAE) y la Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra (Corett).

Fuente: POR ESTO!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *