El Departamento de Seguridad Nacional emitió el miércoles una nueva dispensa de leyes ambientales para construir más barreras fronterizas en el sur de Texas, por un total de 27 kilómetros que atraviesan el Centro Nacional de las Mariposas y otras zonas delicadas.

La dependencia publicó la medida para seis secciones donde tiene previsto construir “barreras físicas y caminos” en el Valle del Río Grande.

La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, dijo en la dispensa que existe la “necesidad imperiosa e inmediata” de llevar a cabo la construcción “a fin de impedir los cruces ilegales hacia Estados Unidos en la zona prevista”.

Miles de personas entran en Estados Unidos a través del Valle de manera ilegal, más que en cualquier otra parte de la frontera sur. Funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos alegan que ampliar las barreras fronterizas contribuirá a disuadir y detectar a las personas que intenten cruzar el río Bravo, o Grande.

Sin embargo, defensores del ambiente y habitantes de la zona que se oponen al muro fronterizo dicen que las nuevas construcciones podrían dividir innecesariamente terrenos de muchas personas y causar daño ambiental. También afirman que un muro no serviría de mucho para frenar la inmigración ilegal.

Un segmento de 13 kilómetros está incluido en la dispensa. Según el Centro para la Diversidad Biológica, el segmento pasaría por el centro de las mariposas, así como por el Parque Estatal Bentsen y la zona próxima a la capilla La Lomita, un sitio emblemático local.

Fuente: POR ESTO!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *