1ciroEl odio es la venganza de un cobarde intimidado. Descrito con gran precisión por Bernard Shaw.

Y es que vivimos tiempos de odio. No sé si más o menos que otras épocas. Sólo sé que hoy por hoy los vivimos o, quizá mejor decir, los padecemos. ¿Por qué ? No lo sé.

No me azoto, sólo digo, sin aspavientos, los de ahora son tiempos de odio.

Aperitivo: la niña de la maleta

Recientemente fue encontrado el cadáver de una niña en la calle de Berlín, en la colonia Juárez de la Ciudad de México.

La niña tendría entre dos o tres años, y la hallaron muerta dentro de una maleta.

Ramón Salas Ríos, guardia privado de un centro educativo cercano, fue el primero que detectó que de la maleta en la calle escurría un hilillo de sangre. Alertó a la policía, que acudió al sitio.

En su interior se encontraba el cadáver de la niña, vestida con su pantaloncito de colores y tres mudas de ropa, lo que da indicios de que sus padres pudieron haber tenido recursos.

Tras los estudios, las autoridades han determinado, hasta ahora, que probablemente murió por asfixia y tiene signos de haber sido agredida sexualmente. Sí, sexualmente. Una niña, vamos, una bebé de máximo tres años de edad.

¿Quién pudo haber hecho semejante atrocidad? ¿Por qué? Un cobarde intimidado e infeliz, como lo describió Bernard Shaw. No cabe duda, la crueldad es arma de los cobardes.

¿Qué se ha podrido en esta sociedad para que sucedan estas cosas? ¿Qué nos sucede en este país? ¿Esto es odio? ¿De dónde sale este odio?

De dónde, carajo. De dónde.

Insalate: seis meses

Esta semana se cumplieron seis meses del lamentable y escandaloso caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Noten el odio desbordado en nuestro país. Cuánto odio necesitan acumular personas para desaparecer y matar así a 43 chavos y, después, calcinarlos, si nos atenemos a la versión oficial.

¿No es demasiado el odio? ¿Cómo llegamos a este punto?

Piatto forte: antisemitismo

Recientemente, el analista, colega y amigo Ezra Shabot fijó su posición sobre la salida de Carmen Aristegui de MVS.

La respuesta a su posición, no sólo respetable sino además respetuosa, fue un alud de insultos y expresiones de odio a su religión, la judía, por parte del ala radical de los seguidores de la conductora.

Es necesario precisar que el anonimato de las redes ha permitido a esta gente llena de odio tener expresiones antisemitas, que no sólo descubren su inefable condición de cobardes absolutos, sino también de ignorantes y temerosos de la diversidad.

Ezra, un analista preclaro y sólido, tiene nuestro absoluto respaldo y cariño. Él sabe de estas lides y las enfrenta con maestría y profesionalismo.

También a la amplia comunidad judía en México, en donde me precio de tener varios y muy buenos amigos, toda nuestra solidaridad, simpatía y apoyo.

No nos equivoquemos.

La agresión es siempre una expresión de miedo. Si a un perro le encadenas y le pegas todo el día se hace “bravo”, esto es, agresivo. Esta agresión surge de su temor a le peguen, lo encierren o lo encadenen.

Por el contrario, si a un perro se le brinda cariño y libertad, se vuelve “manso”, esto es, no tiene miedo de que lo agredan y, por tanto, se desenvuelve con confianza y cordialidad.

Sí, este sector de nuestro país tiene miedo, pavor, horror. Insultan, discriminan y, encima, se asumen progres, ignorando que el progresismo está muy lejos de su postura fascista y hitleriana.

En el resto del mundo, el antisemitismo se ha expresado desde la derecha más reaccionaria y conservadora. Curiosamente, en México se asoma desde la izquierda más recalcitrante y estridente.

¿De dónde carajos viene este odio?

Dolce: el Estado Islámico

Desde luego no sólo en México hay expresiones de odio.

En el mundo hemos visto últimamente una veta de odio exacerbado, particularmente del extremismo islámico.

La manera en la que el grupo yihadista del Estado Islámico ha decapitado personas, incendiándolas y realizando videos con ello para intimidar a países y poblaciones.

La supuesta incineración en vivo del piloto jordano es ya un odio inexplicable.

Los atentados en Francia y otras partes del mundo dan cuenta de este odio.

No quisiera adelantarme al recientemente evento en el que murieron 150 personas por la supuesta voluntad de un piloto, pero insisto ¿Qué está pasando?

Esta columna se toma unos santos días para regresar con más calma, esperando que la actualidad nos arroje algo de buenas noticias.

Mientras tanto, un café. Imperdible.

Twitter: @CiroDi

EXCELSIOR

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *