1_petroleoA principios de junio el Banco Mundial advirtió de que el ritmo de reducción de pobreza en América Latina se había frenado debido a que el ciclo de altos precios de las materias primas había llegado a su fin. Hoy, un mes y medio después, commodities como el petróleo, el oro, la plata, el cobre e incluso el acero han tocado mínimos golpeando de lleno a empresas mexicanas tan importantes como Pemex, Grupo Peñoles, Frisco, Altos Hornos de México (AHMSA), entre otras.

La mezcla mexicana finalizó la jornada del lunes con una pérdida de 1.60 por ciento hasta los 49.32 dólares por barril, bajando a su menor desde abril, un descenso que continúa a lo largo de la semana. El crudo azteca, que es el que vende Pemex, acumula un caída de más del 15 por ciento en los últimos meses y se está viendo fuertemente afectado por la evolución del Texas que parece que no encuentra suelo. Coincidiendo con el respaldo del Consejo de Seguridad de la ONU al acuerdo histórico entre Irán y Estados Unidos, que puede liberar hasta un millón de barriles diarios en el mercado internacional, el crudo de referencia en EU ha abierto la semana con caídas del 1.45 por ciento hasta los 50.15 dólares el barril, lo que sitúa al oro negro muy lejos de los 59,47 dólares con los que cerró junio y más aún de los 98,17 dólares el barril a los que cotizaba hace un año. Pese al leve repunte del martes, el crudo norteamericano rompió ayer la barrera psicológica de los 50 dóalres por primer vez desde prinicpios de abril tras anotarse un descenso de 0,9 por ciento a lo largo de la jornada de hoy miércoles. El crudo tipo Brent, el de referencia en Europa está siguiendo los mismos pasos que el Texas ante una demanda que no termina de tirar y una oferta cada vez más al alza (la OPEP se he negado a recortar la producción manteniendo los precios bajos).

La caída del crudo y las perspectivas de que no superará los 70 dólares barril al menos durante próximo año está poniendo a Pemex contra la espada y la pared. El propio presidente del Gobierno Federal, Enrique Peña Nieto, asegura a su vuelta de Francia que la caída de las materias primas estaba afectando a la economía mexicana y justificó con ello su apuesta por el sector manufacturero y la entrada de empresas extranjeras. Y es que, un crudo barato ya obligó el año pasado a aprobar un ajuste en la firma paraestatal de 52,000 millones que ha afectado a su capacidad para invertir en nuevos proyectos, la ha obligado a dar la espalda al negocio de refino (sólo hay seis refinerías en México) y a negociar ajustes en la plantilla.

Así, con el petróleo de capa caída, todo apunta que Pemex tendrá que sufrir otro ajuste en lo que queda de año que afectará también a sus cifras de 2016. Según publicó el diario mexicano eleconomista.com, el director corporativo de Finanzas de Pemex, Mario Alberto Beauregard, aseguró ante la Comisión Permanente, que la empresa del Estado tendrá un segundo e “importante” recorte presupuestal este año que impactará en la inversiones de la compañía, lo que se traducirá en menos producción y reposición de reservas de petróleo en los próximos años. No en vano, los problemas económicos que atraviesa Pemex ya la llevaron a renunciar a pujar en la primera fase de la Ronda Uno y a concentrar todos sus esfuerzos en la fase cuarta.

Un crudo barato, por culpa de la caída de las importaciones de China y el acuerdo con Irán, tiene una segunda derivada que también puede afectar a los ingresos del Gobierno de México y al PBI azteca que ya ha sido revisado a la baja varias veces tanto por el FMI como por los bancos privados. Aunque el Secretario de Energía de México Joaquin Codwell aseguró que los Recursos de la Ronda “no se malbatarán”, parece que el Gobierno Federal se está planteando mejorar las condiciones de la subasta de pozos de petróleo ante el poco éxito de la puja de los pozos de aguas someras (solo se adjudicaron dos bloques de los 14 que salieron a subasta). Peña Nieto ya se vio obligado en marzo a mejorar las condiciones de la subasta para hacerla más atractiva ante el descenso de oro negro. De todas formas, el Ejecutivo de Peña Nieta tiene la esperanza puesta en las próximas subastas que serán mucho más atractivas para los inversores privados ya que son bloques de extracción y no exploración.

Oro, cobre, plata…

Pero más allá del crudo, las alertas se han reactivado por culpa de activos refugio como el oro y la plata y de materias primas como el cobre. El oro tocó mínimos de cinco años el lunes tras cerrar la jornada con un descenso de 2.62 por ciento hasta los 1,102 dólares la onza y hoy cae por décima sesión consecutiva lo que ha llevado a los expertos a situar el precio del metal amarillo entre los 1,000 y los 850 dólares la onza, lo que implica que todavía queda por delante un largo camino bajista. La semana pasada se publicaron los datos de reservas de oro de China y, aunque superó a Rusia, los datos estaban por debajo de las previsiones de los analistas que, según su ritmo tradicional de compra, tendrían que haber sido muy superiores a las publicadas.

Este gesto, junto a la previsible alza de tipos por parte de la Reserva Federal, ha hecho que los inversores den la espalda al oro que no ha parado de caer desde 2013. En concreto, el metal amarillo, ha retrocedido un 16,1 por ciento en el último año y más de un 6.5 por ciento en los últimos quince días. La plata ha seguido de cerca los pasos del oro y en el último año ha perdido un 29,62 por ciento de su valor (esta semana continúan los descensos aunque más moderados). El cobre, que ya sufrió un fuerte varapalo con el pinchazo de la burbuja bursátil china, ha vuelto a caer en los últimos días. Así, la materia prima, cuyo su principal comprador es China, acumula una caída de más del 23 por ciento en el último año y de 5.85 por ciento en los últimos quince. Aun así, todavía está un poco lejos del mínimo alcanzado el pasado 7 de julio.

El descenso del precio de estas materias primas afecta de lleno a las mineras mexicanas como Peñoles y Frisco, que pertenece al magnate Carlos Slim. Aunque Monex espera que ambas firmas reporten mayores ventas y ebitda en el segundo trimestre del año, lo cierto es que la caída del oro, la plata y el cobre, los materiales que explotan y venden, afectará a sus ingresos y a sus márgenes. No en vano, la minera de Carlos Slim, que vende casi toda su producción en el mercado mexicano, obtiene el 64.6 por ciento de sus ingresos de la venta de oro y plata y el 17.6 por ciento de la venta de cobre. En esta línea, Peñoles, del empresario Bailleres, obtiene el 64 por ciento de sus ingresos de la venta de oro y plata y el 5 por ciento de la venta de cobre. La facturación por la venta de plata cayó un 15.2 por ciento en 2014, la de oro un 8 por ciento y la de cobre un 11 por ciento.

Así, el fin de boom de las materias primas está arrastrando en bolsa a éstos dos mineras que llevan dos jornadas liderando los descensos de la bolsa mexicana. En concreto, Industrias Peñoles cerró el lunes con una caída del 2.39 por ciento hasta los 253.1 pesos por acción, un descenso que se suma al del viernes y que deja un balance de un retroceso del 4.2 por ciento. La firma continúa los retricesos y en la jornada del martes llegó a caer por encima del 2.5 por ciento. Así, Peñoles se encuentra muy lejos de los 373 pesos a los que cotizaba hace un año cuando las materias primas todavía estaban en lo alto. En esta línea, la minera de Carlos Slim, que hoy protagoniza bajas en el mercado de más de 1.5 por ciento, cerró la jornada del lunes con un retroceso de 1.55 por ciento que se suma a la caída del 2.06 por ciento con la que cerró el viernes. El susto que se llevaron los mercados fue tal que hasta Fresnillo, filial de una minera de EU que apenas tiene liquidez, se desplomó un 31.5 por ciento hasta los 164.3 pesos.

Por su parte, la desaceleración de China le ha llevado a reducir el consumo de acero por lo que ha potenciado su exportación a precios muy bajos. Una situación que se ha traducido en un descenso de la producción en México y un aumento de las importaciones de este producto desde el gigante asiático. Aunque firmas como AHMSA han asegurado que venden por debajo del precio y han anunciado despidos, parece que van a llegar a un acuerdo con el Gobierno de Peña Nieto para que mitigue las consecuencias.

Leer más:  Oro, cobre, petróleo… La caída de las materias primas arrastra a Pemex, Peñoles y Frisco – economiahoy.mx  http://www.economiahoy.mx/mercados-eAm-mexico/noticias/6884008/07/15/Oro-cobre-petroleo-La-caida-de-las-materias-primas-arrastra-a-Pemex-Penoles-y-Frisco.html#Kku8m3xwhyj3RQiQ

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *