La entidad es la cuarta a nivel nacional por menor número de retención.

Cancún, Q. Roo.- De los 281 pacientes con VIH en Quintana Roo detectados en los últimos 12 meses, 30% desiste al tratamiento, por lo que es considerada como la cuarta entidad con menor retención.

El Boletín de Atención Integral de Personas con VIH que elabora Centro Nacional para la Prevención y Control del virus (Censida) señala que el estado tiene un índice de retención del 71%, por lo que se ubicó entre los resultados más bajos, sólo por debajo de Nayarit, San Luis Potosí y Ciudad de México.

La estadística también revela que quienes se apegaron más al tratamiento fueron las mujeres, con un 74% de prevalencia, mientras que los hombres sólo alcanzaron un 70%.

Edgar Mora Ucán, presidente de la asociación Círculo Social Igualitario, explicó que parte de este problema se debe a la alta movilidad poblacional que tiene el estado, debido a que Quintana Roo recibe a personas que son portadoras del virus, que se registran en los servicios de salud, pero que no acceden a los medicamentos.

“Muchos desconocen que aunque radiquen en otro estado, a través del Seguro Popular o del Capasits, pueden continuar su tratamiento, pero quienes vienen llegando y no saben, pueden llegar a tardar hasta dos años en retomar su tratamiento”, dijo el entrevistado, quien añadió que esto disminuye la eficiencia que tienen los retrovirales.

Las personas que están en estas condiciones tienen que volver a empezar el esquema completo, y son el sector que tiene más riesgo, debido a que aunque retomen los medicamentos, estos no logran los estándares de supresión.

El otro factor es la rapidez de atención, debido a que en el Seguro Popular la incorporación al sistema se realiza en un mes, mientras que en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) puede demorar hasta ocho meses sin medicina, por lo que muchos optan por la primera opción.

“Sin embargo, cuando el Seguro Popular detecta que la persona tiene seguridad social se les interrumpe el tratamiento hasta que pasen a la seguridad social que le corresponde y por eso también se interrumpe el ciclo”, mencionó Mora Ucán.

Debido a esto las organizaciones como Círculo Social Igualitario han promovido que sean los pacientes quienes decidan en dónde toman su tratamiento, por lo que las instituciones como el IMSS tendrían que subrogar estos servicios al estado.

Fuente: SIPSE

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.