El Partido Acción Nacional (PAN) en Quintana Roo tuvo un desastroso desempeño en las elecciones del pasado 1 de julio, pues en las urnas no ganó ninguna posición y perdería también la diputación federal plurinominal de Eduardo Martínez Arcila, diputado local panista y presidente de la Gran Comisión del Congreso del Estado.

Para el proceso electoral 2018 el PAN en Quintana Roo apostó en grande y perdió todo, siendo un partido que llegó engolosinado, soberbio y muy confiado después de haber tenido buenos resultados en el 2016, cuando obtuvieron el gobierno de Quintana Roo de la mano de Carlos Joaquín González, tres ayuntamientos y seis diputaciones locales (3 de ellas plurinominales).

Sin embargo, para las elecciones del pasado 1 de julio no lograron el triunfo de ninguno de sus candidatos, quienes tuvieron un resultado desastroso, perdiendo la senaduría, la diputación federal y los cuatro ayuntamientos que estaban representando. A duras penas, los abanderados del PRD que fueron en alianza con el PAN y Movimiento Ciudadano (MC) lograron el triunfo por la alcaldía de Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos y Tulum, siendo estos los únicos espacios que ganó la coalición Por Quintana Roo al Frente.

El efecto AMLO, el voto de castigo, subestimar a sus adversarios políticos y mandar a candidatos que habían caído de la gracia de la ciudadanía, fueron factores clave que desembocaron en la derrota del blanquiazul, quedándose como “premio de consolación” la senaduría de Mayuli Martínez Simón, quien no ganó en las urnas, pero llegará por primera minoría por haber quedado en el segundo lugar.

Ante este desalentador panorama para el PAN Quintana Roo, sumado a la aplastante e indiscutible victoria de Morena, también se perdería la diputación federal del panista Eduardo Martínez Arcila, quien fue colocado como candidato plurinominal en la octava posición por la Tercera Circunscripción, pero tal parece que no le alcanzará para llegar al Congreso de la Unión, por la reducida cantidad de votos que obtuvo su partido a nivel nacional y en el sur del país en la elección de la Cámara de Diputados.

Y es que Martínez Arcila, diputado local y presidente de la Gran Comisión del Congreso del Estado, esperaba con ansias para poder saltar a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, pues con ello libraría su responsabilidad de transparentar el manejo de 100 millones de pesos del Poder Legislativo, que supuestamente se ejercieron en el rubro de “ayudas sociales”, pero que asociaciones civiles denunciaron legalmente por encontrar irregularidades y una tremenda opacidad en el uso de este recurso.

Por el bajo número de votos que obtuvo el PAN en Quintana Roo, Eduardo Martínez se estaría quedando a mitad del camino y no alcanzaría la diputación federal plurinominal.

Fuente: POR ESTO!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *