Isael Arias Ocaña aprovechó la oscuridad de la noche para atacar a la niña

A 24 años y nueve meses de prisión fue sentenciado Isael Arias Ocaña, al ser hallado culpable de violar en agosto del año pasado a su hijastra de ocho años, en un predio que habitaban en el fraccionamiento San Ángel de Kanasín.

La sentencia fue emitida por el Tribunal Segundo de Juicio Oral, integrado por los jueces María del Socorro Tamayo Aranda, Sergio Marfil Gómez y Verónica de Jesús Burgos Pérez, que además impusieron una multa de 42 mil 315 pesos, así como el pago de 100 mil pesos por concepto de daño moral causado a la víctima.

También, al sujeto se le prohibió acercarse a la menor de edad y a su madre de manera definitiva, esto a partir de que recupere su libertad.

El Tribunal Segundo de Juicio Oral negó al ahora sentenciado los beneficios que otorga la ley para la sustitución de la condena corporal.

Hechos

Los hechos sucedieron la madrugada del jueves 16 de agosto del 2018 en un predio de la calle 6-H del fraccionamiento San Ángel de Kanasín, cuando este sujeto ingresó a la habitación de la menor y aprovechando que estaba dormida, la sorprendió para violarla.

La madre, al despertar y no ver a su pareja sentimental con ella, se levantó y fue a ver a su hija y descubrió el ataque sexual.

Encolerizada, la mujer agredió a golpes a Isael, quien decidió huir mientras que la mujer avisaba de lo sucedido al número de emergencias 911.

El agresor sexual fue detenido en un operativo policiaco, mientras que la niña fue trasladada a un hospital.

En esa ocasión, al ser presentado ante la juez Primero de Control de Kanasín, Marissa Polanco Sabido, le dictó el auto de vinculación a proceso por el delito de violación equiparada agravada.

Fuente: SIPSE

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.