El estacionamiento del supermercado “Soriana” de las avenidas Kabah y Andrés Quintana Roo, en uno de los primeros cuadros de la ciudad, fue escenario de una persecución y balacera entre policías y presuntos delincuentes, éstos últimos habían cometido un violento robo en un domicilio al parecer utilizado por una pagadora, de donde lograron llevarse el dinero de la nómina y otros objetos, el hecho ocurrió a unos metros de la entrada a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado poco antes de que el fiscal general Oscar Montes de Oca Rosales terminara de dar su informe de 100 días de servir a Quintana Roo, y en medio de familias que entraban y salían de la plaza, así como automovilistas transitaban a escasos metros; cuatro presuntos delincuentes fueron detenidos y al parecer cuatro más lograron escapar a bordo de un vehículo tipo March, dos policías municipales resultaron heridos luego de impactar su unidad contra uno de los dos vehículos donde pretendían escapar los ahora asegurados.

Poco antes de las 14:00 horas, fue reportado a través del número de emergencias 911, un robo a casa habitación, mismo que se estaba llevando a cabo en la calle Chacmuctun, en la Supermanzana 39 al llegar elementos de la Policía Municipal, a atender el auxilio, alcanzaron a ver a cuatro sujetos que salían corriendo y pretendían abordar un vehículo, los uniformados lograron asegurar a uno mientras el resto logró abordar el auto de la marca Volkswagen de color gris, con matrícula E-32-AXV de la Ciudad de México, y aceleraron su marcha, desencadenando una persecución a balazos, y debido a que los tenían a escasos metros, los policías comenzaron a solicitar refuerzos para poder rodearlos y evitar que se les fugaran, los presuntos delincuentes trataron de perderlos sobre la avenida Izamal, pero los nervios del conductor y el tránsito vehicular, los hizo ingresar al estacionamiento de Soriana, donde pretendían tomar el carril de baja de la avenida Andrés Quintana Roo, en sentido contrario, pero el policía que conducía la patrulla con número económico 5714, debido a que iba cerca de ellos, no pudo frenar y los impactó por la parte trasera, haciendo que salieran proyectados hacia la banqueta en tanto la unidad subió el camellón central.

Testigos refirieron que uno de los presuntos, al parecer el copiloto, se salió del auto tras el impacto, al abrirse su puerta, pero la adrenalina de ser perseguidos lo hizo ponerse de pie enseguida y comenzar a correr hacia el estacionamiento, así como el resto de los tripulantes quienes habían quedado un momento aturdidos por el golpe, pero lo fueron siguiendo, en ese momento ya había más policías en el lugar donde se escucharon otras detonaciones, y al final lograron detenerlos, dos policías resultaron heridos y aunque en un principio se mencionaba que uno de ellos había recibido un disparo, se dijo que las lesiones sufridas fueron tras impactarse contra el vehículo de los presuntos.

Los hombres fueron identificados como Eduardo “N” de 41 años, Leonardo “N” de 40 años, José Braulio “N” de 41 años y Melquicob “N” de 18 años de edad, los cuales quedaron a disposición del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC), por el delito de robo a casa habitación, daños y lesiones, al parecer los sujetos pudieron estar relacionados en otros hechos, por lo por lo que será autoridades correspondientes quienes se encarguen de investigar.

Las familias, trabajadores y comerciantes, no daban crédito a lo que les había tocado vivir, ya que para muchos la delincuencia operaba sólo por las noches y en lugares apartados, sin embargo últimamente los hechos de alto impacto se dan a cualquier hora del día, sobre principales avenidas incluyendo plazas y centros comerciales y cerca de edificios de las autoridades.

Algunos refieren que escucharon detonaciones detrás de la plaza, por lo que comenzaron a correr hacia el interior de la tienda, tiempo después oyeron el rechinido de llantas y escucharon más balazos, al final vieron como el carro particular pasaba a escasos metros del acceso principal al supermercado, por donde la gente entraba, salía y esperaban taxi, seguido de una patrulla cuyos policías por el parlante les iban pidiendo se detuvieran.

Fueron escasos los minutos de la escena que docenas de personas, en su mayoría padres de familia, lograron ver, donde afortunadamente nadie resultó herido, ya que pudieron ser blanco fácil de una bala perdida y hasta de ser embestidos por los autos que ingresaron al estacionamiento a toda velocidad, sin embargo, la paranoia de los hechos que suceden a diario los mantiene alertas, por lo que desde que escucharon los primeros disparos, la mayoría buscó refugio.

Finalmente la patrulla con daños principalmente en la defensa delantera y el auto de los presuntos, a bordo de una grúa fueron trasladados al corralón, para los trámites correspondientes, cabe señalar que este hecho de alto impacto sucedió no sólo en una hora pico cerca de las instalaciones de la Fiscalía General del Estado, o en una plaza concurrida, sino mientras agentes ministeriales recibían un reconocimientos porque en los 100 días, que ha estado al frente fiscal general Oscar Montes de Oca Rosales, han destacado por su servicio y vocación, que contribuye a la paz y seguridad de los quintanarroenses.

Fuente: PorEsto

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.