MAJAHUAL, OPB.- Las maniobras de edificación continúan en un predio costero, a la altura del kilómetro 8 del camino Majahual-Xcalak, a pesar de que el lugar se encuentra clausurado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).
En el lugar se puede ver que llegan los camiones a descargar material de construcción para continuar con la edificación de un inmueble a la orilla de la playa.
Lo anterior a pesar de que la Profepa volvió a colocar los sellos de clausura desde mayo pasado para detener las labores de edificación.
Cabe señalar que la Profepa clausuró un predio a la altura del kilómetro 8 del camino costero entre Majahual e Xcalak, lugar donde se estaba llevando a cabo una onerosa construcción a unos cuantos metros de la playa sin contar con la autorización de impacto ambiental que otorga la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).
Aunque en su momento trabajadores del lugar señalaron que construían una casa, por las dimensiones del predio se estima que se podría tratar de un hotel, pues se pueden ver trabajos avanzados de relleno, cimentación y edificación que están siendo efectuados a unos cuantos metros de la playa.
El sello de clausura marcado con el folio PFPA/293/2C275/0015-18 fue colocado nuevamente esta semana y en consecuencia se han detenido las labores de construcción.
En el lugar se descubrieron trabajos en una superficie estimada de 10 mil 64 metros cuadrados sobre la duna costera, así como la siembra de palmas de diferentes especies: 23 palmas corozo (Acrocomia acocota), 96 palmas real (Roystonea regia), nueve palmas cocoyol (Acrocomia aculeata), 27 palmas de aceite (Elaeis guineensis), 13 palmas kuká (Pseudophoenix sargentii), 7 palmas bola (Zamias furfuracea) y tres colas de pescado (Caryota urens).
También se constató la modificación de la duna costera por los trabajos de excavación para la siembra de las palmas, utilizando para ello maquinaria pesada.
Asimismo, se detectaron dos montículos de diferentes tipos de tierra usada para la siembra de las palmas, que eran totalmente diferentes al tipo de arena presente en la duna costera, observando además en el sitio inspeccionado que la duna costera se encontraba desprovista de vegetación natural, con excepción de algunos ejemplares aislados en pie de palma chit (Thrinax radiata).
Por otra parte, dentro del sitio inspeccionado, al oeste del camino costero Majahual-Xcalak, sobre una superficie de 1 mil 414 metros cuadrados, se encontró un relleno con material de sascab en el humedal costero con presencia de vegetación de manglar.
Sobre el relleno se hizo la siembra de 126 cipreses que colindan con la vegetación de manglar y 14 palmas corozo; asimismo, en una superficie de 600 metros cuadrados del relleno del humedal se detectaron 22 tocones de mangle blanco (Laguncularia racemosa), un tocón de mangle botoncillo (Conocarpus erectus) y cuatro tocones de mangle rojo (Rhizophora mangle), así como la poda de 23 ramas de árboles de mangle blanco, principalmente.
Las especies de mangle señaladas (Rhizophora mangle, Laguncularia racemosa, Conocarpus erectus) y la palma kuká (Pseudophoenix sargentii) se encuentran enlistadas en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 con categoría de especies Amenazadas (A), mientras que la palma real (Roystonea regia) tiene categoría de especie bajo Protección Especial (Pr).
Es de mencionar que al momento de la diligencia también se observó la regeneración natural de palma chit (Thrinax radiata) sobre la duna costera afectada, especie también considerada como Amenazada en la citada Norma Oficial Mexicana.
No obstante, el terreno clausurado por la Profepa en febrero pasado reanudó sus labores en marzo y actualmente se volvieron a detener las labores, luego de que se volvieran a colocar los sellos de clausura.
Aunque en el lugar se ha colocado en ambos lados del camino costero un gran cerco de madera, el cual ha sido cubierto con lonas para que las personas que pasen por el lugar no vean las labores que se están efectuando.
De acuerdo con la ley, los responsables de los trabajos y actividades inspeccionadas podrían hacerse acreedores a una multa por el equivalente de 30 hasta 50 mil Unidades de Medida y Actualización (UMA), de acuerdo con lo establecido en el artículo 171, fracción I, de la LGEEPA, que equivalen a una sanción desde 2 mil 418 pesos hasta los 4 millones de pesos.

Fuente: Por Esto!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *