SONY DSC

El Procurador General de Justicia de Quintana Roo, Gaspar Armando García Torres, informó que derivado de las investigaciones realizadas por personal de la dependencia a su cargo se logró el esclarecimiento del homicidio de la pareja conformada por Arena del Rocío Palacios Valdez, quien estaba embarazada y de Octavio Augusto Góngora Jiménez, cuyos cuerpos fueron hallados el 18 de septiembre de 2013 en las inmediaciones de un rancho denominado “El Edén” en el norte de Chetumal. Por este hecho se cumplimentaron seis órdenes de aprehensión.

García Torres confirmó que los aprehendidos, fueron Jorge Walter Villanueva Ramírez y Raúl Rodrigo Alvarado Pacheco (a) “El Mamito”, detenidos en distintos puntos de la ciudad. De igual manera se notificó en el Centro de Reinserción Social, orden de captura en contra de Juan José Jiménez Morales alias “El Pancho”, Edson Lucas Martínez Flores alias “Shagui”, Carlos Hernández Ramón y Hugo Casanova.

El abogado del estado afirmó que en su momento familiares de las víctimas señalaron en sus declaraciones ministeriales como principal sospechoso a la expareja de Arena del Rocío, a quien identificaron como Jorge Walter Villanueva Ramírez, ya que ambos habían recibido amenazas de muerte de este individuo, derivada de los juicios de orden familiar por custodia y alimentos del menor hijo que procrearon como pareja.

De esta manera, en el mes de octubre de 2013, fue detenido por delitos contra la salud, un individuo de nombre Juan José Jiménez Morales, a quien se le aseguró un arma de fuego, calibre 9 mm, misma que al ser analizada por peritos especializados en balística y confrontada con los indicios del crimen se comprobó de manera científica que dicho artefacto había sido utilizado en el hecho. En aquel entonces, el detenido dijo desconocer sobre el crimen, pero que el arma lo entregaba a sicarios denominados “Los Sierreños” que venían a disputar la plaza.

Como parte de las indagatorias, se obtuvo la declaración de Edson Lucas Martínez Flores quien afirmó que fue Juan José Jiménez Morales, quien ordenó el homicidio de la pareja, e incluso dijo que hay personas del grupo de “Los Sierreños”, involucrados en este ilícito. Se estableció que derivado de la relación existente entre Villanueva Ramírez y Hugo Casanova, quien se encuentra recluido en el Cereso, el primero de ellos logró establecer contacto con otros reos, quienes se encuentran relacionados con delitos contra la salud.

De tal forma, dijo,  que con base en los libros de gobierno de las entradas al área de cubículos de la cárcel se logró confirmar el ingreso en diversas fechas de Jorge Walter, para entrevistarse con sus cómplices, aprovechando su posición como funcionario federal, sin que para dicha diligencia exista alguna orden del juez correspondiente.

En su declaración ministerial, Carlos Hernández Ramón, (recluido en el Cereso) dijo que recibió la propuesta de asesinar a la pareja, por parte de Raúl Alvarado Pacheco, quien le aseguró que eran órdenes de un funcionario federal de nombre Jorge Walter.

En su momento, la PGJ obtuvo el registro de llamadas, tanto de las empresas telefónicas, como del interior del Cereso, confirmando que hubo llamadas antes, durante y después del día de los hechos entre los ahora involucrados. Incluso la Procuraduría logró acreditar que el día de la desaparición de la pareja (17 de septiembre de 2013) Villanueva Ramírez recibió una llamada de un número fijo, instalado en el área conyugal del Cereso, lugar en donde vivían Hugo Casanova y Raúl Rodrigo Alvarado Pacheco.

Estos y otros muchos elementos fueron integrados al expediente, el cual fue consignado al Juez Penal quien ordenó la aprehensión en contra de Jorge Walter Villanueva Ramírez, Raúl Rodrigo Alvarado Pacheco, cumplimentadas la noche del jueves, en tanto también se liberaron y se notificaron en el interior del penal chetumaleño mandamientos judiciales en contra de Hugo Casanova, Carlos Hernández Ramón, Juan José Jiménez Morales y Edson Lucas Martínez Flores.

El Procurador explicó que las pesquisas siguen su curso, para determinar la responsabilidad material de otras personas en el crimen. Por último dijo que los fiscales encargados, solicitarán al juez la pena máxima para los involucrados en este hecho.

Boletín emitido por Comunicación Social de la PGJ.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *