Deben incrementarse las revisiones a los establecimientos dedicados a la venta de alimentos, a fin de evitar malas prácticas de higiene que puedan terminar en una tragedia, como sucedió recientemente en Bacalar, donde un menor murió y varias personas resultaron intoxicadas por consumir alimentos contaminados”, indicó la regidora Mayuli Martínez Simón, presidenta de la Comisión de Salud del Ayuntamiento de Othón P. Blanco.
La concejal explicó que es deber de las autoridades en materia de salud aplicar las normas y métodos de inspección necesarios para proteger la salud y vida de los ciudadanos.
En este sentido, dijo necesario que las autoridades correspondientes apliquen con mayor periodicidad revisiones y restricciones al comercio, para garantizar la inocuidad de los alimentos destinados al consumo humano, sin afectar la economía de los empresarios.
“Ahora los dueños de estos establecimientos en Othón P. Blanco tienen un reglamento claro y explícito, que detalla todas las medidas fitosanitarias que deben cumplir de acuerdo a su tipo de negocio. Si ellos la cumplen no habrá ningún tipo de problema con la autoridad, mientras que los ciudadanos tendrán la garantía de que consumir alimentos no representará riesgo alguno para su salud”, puntualizó la regidora.
Señaló que es lamentable que un menor de edad haya perdido la vida por consumir alimentos de un comercio de Bacalar, por lo que comentó que el Ayuntamiento de Othón P. Blanco trabajará en apego a la ley para vigilar que no se repita un caso semejante en el municipio capitalino.
Finalmente, advirtió que el trabajo de la autoridad municipal no exime a la Cofepris y SESA de sus responsabilidades de vigilar y garantizar a la población que restaurantes y expendios establecidos, así como ambulantes, de alimentos, no presenten un riesgo para la salud de los consumidores.

POR ESTO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *