Quintana Roo dejó de ser el primer lugar en el sureste del país, como la entidad donde se contaba con la tasa de desempleo más baja en la región, de acuerdo con el especialista financiero, Pablo Gutiérrez Laguna.

De acuerdo con el último reporte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). La ciudad de Mérida cuenta con una tasa de desempleo por debajo del 2 por ciento

Lo anterior como reflejo de los empleos generados por los inversionistas nacionales y extranjeros, además de la dotación de la infraestructura adecuada.

Según datos del INEGI, el año pasado se reportó en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) que Mérida ocupa el tercer sitio a nivel nacional con la tasa de desempleo más baja.

De las tres entidades de la Península de Yucatán, Mérida es quien reporta menor índice de desocupación con 1.3 por ciento, mientras que Campeche tiene 3.6 y Quintana Roo 2.7 por ciento.

A decir de Pablo Gutiérrez Laguna, la cifra que muestra Quintana Roo en torno al desempleo, aún sigue siendo positiva, sin embargo, se debe resaltar que Mérida se ha convertido en un punto de inversión e innovación con las construcciones de plazas, hoteles y casas, lo cual es una fuente de empleos para los ciudadanos.

“La cifras en general dentro del sureste del país nos dan un factor a seguir muy positivo. Aún se encuentra empleo y se crean fuentes de trabajo mediante la llegada de inversiones y creación de nuevos proyectos. Ahora, se debe reconocer que Mérida ha mejorado en esos dos aspectos y ocupa la primera posición en el sureste del país y el tercer lugar a nivel nacional”, puntualizó el entrevistado.

Cabe señalar que la tasa de desempleo a nivel nacional se ubicó en 3.8 por ciento, dentro de la Población Económicamente Activa (PEA). El INEGI que considera empleadas a las personas mayores de 14 años que trabajan al menos seis horas a la semana y en cualquier puesto, situó la tasa de ocupación en el 96.7 por ciento, de la PEA en febrero.

Asimismo, las personas en la economía informal representaron el 57.7 por ciento del total de la población ocupada, por arriba de la tasa del 56.5 por ciento que había en febrero de 2018.

El 42.3 por ciento de la población ocupada se concentró en el sector servicios, el 19.2 por ciento en el comercio, el 16.5 por ciento en la industria manufacturera y el 13 por ciento, en las actividades agropecuarias.

Otro 7.7 por ciento en la construcción, el 0.7 por ciento en otros sectores como la minería, la electricidad, el agua y el suministro de gas y el 0.6 por ciento restantes, no especificó su actividad.

Dentro de este mismo contexto, el 68 por ciento de los trabajadores son asalariados, el 22.8 por ciento autónomos, el 4.7 por ciento son empleadores o patrones y el 4.5 por ciento son personas sin pago fijo que trabajan en negocios o parcelas familiares.

Fuente: PORESTO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.