El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, llegó a Corea del Norte, orientado a preparar la esperada cumbre entre el líder Kim Jong Un y el presidente estadounidense, Donald Trump, que se celebrará este mes o en junio.

Pompeo tiene en su agenda el tema de tres estadounidenses detenidos en el país.

“En este mismo momento, el secretario Pompeo está de camino a Corea del Norte”, dijo Trump en una comparecencia para anunciar la retirada de EE.UU. del acuerdo nuclear con Irán.

El mandatario anunció el viaje de Pompeo al final de su comparecencia sobre Irán, cuando estaba hablando de que Estados Unidos no será un “rehén del chantaje nuclear” del país persa y aseguró: “Estados Unidos ya no hace amenazas vacías. Cuando hago promesas las cumplo”.

“Se están haciendo planes. Se están desarrollando las relaciones. Esperemos que haya un acuerdo”, subrayó Trump.

En declaraciones a los periodistas en el avión, Pompeo dijo hoy que no sabe si en esta ocasión se reunirá con Kim, tal como hizo a finales de marzo de manera secreta, pero aseguró que se encontrará con la mayoría de altos funcionarios de Corea del Norte.

“Estamos preparados para reunirnos con cualquiera que esté hablando en nombre del Gobierno de Corea del Norte y que nos pueda dar respuestas sólidas”, añadió.

En su discurso, Trump también se refirió a los tres estadounidenses que permanecen presos en Corea del Norte, sobre los que ha prometido en varias ocasiones que habrá novedades pronto, lo que se ha interpretado como la posibilidad de que su liberación se produzca en breve, en un gesto de buena voluntad de Pyongyang.

Preguntado sobre si Pompeo traerá a los estadounidenses a casa, Trump se limitó a decir: “Pronto lo averiguaremos”.

En ese contexto, Pompeo apuntó desde el avión que volverán a negociar su liberación, aunque recordó que la Administración Trump lo ha intentado los últimos 17 meses.

“Creo que sería un gran gesto si ellos eligen hacerlo”, afirmó el secretario de Estado.

Los tres presos son Kim Dong-chul, de 64 años; Kim Sang-duk, de 58, y Kim Hak-song, que ronda los 60, todos nacidos en Corea del Sur y que posteriormente adquirieron la nacionalidad estadounidense.

Hasta ahora, la Casa Blanca ha dicho que la reunión entre Trump y Kim se producirá a finales de mayo o principios de junio y que se estaban barajando varios escenarios, entre los que figura Singapur y la frontera entre las dos Coreas, por la que Trump ha expresado preferencia.

Este histórico encuentro será el primero entre los líderes de Estados Unidos y Corea del Norte tras casi 70 años de confrontación iniciada con la Guerra de Corea (1950-1953) y de 25 años de fallidas negociaciones.

Xi y Kim se vuelven a reunir por sorpresa

El presidente chino, Xi Jinping, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, se reunieron por sorpresa en la ciudad china de Dalian, el segundo encuentro entre ambos en menos de dos meses, para abordar los últimos progresos logrados en la región antes de la esperada e histórica cumbre de Kim con Donald Trump.

El encuentro tuvo lugar entre ayer y hoy en esta ciudad portuaria en el noreste de China y bajo un gran secretismo, como ya ocurrió con la también inesperada visita de Kim a Pekín a finales de marzo, y solo fue divulgado este martes por la prensa oficial china.

Uno de los temas centrales de este encuentro ha sido la desnuclearización de la península y las negociaciones que Pyongyang mantiene actualmente con Seúl y Washington al respecto.

Xi volvió a mostrar su apoyo a la voluntad de Pyongyang de eliminar las armas nucleares de la península y su predisposición a mantener conversaciones con Estados Unidos para resolver la crisis en la península.

Trump conversa con Xi

Donald Trump habló hoy con su homólogo chino, Xi Jinping, sobre los “recientes acontecimientos” en la península de Corea y poco después del inesperado encuentro de este con el líder norcoreano, Kim Jong-Un en China, indicó la Casa Blanca.

“Los dos líderes discutieron temas de mutuo interés, incluidos los recientes acontecimientos en la península de Corea y el encuentro de hoy del presidente Xi con el líder norcoreano Kim Jong Un”, afirmó la Casa Blanca en un breve comunicado.

Además, agregó la nota, ambos presidentes reiteraron “la importancia de continuar la aplicación de sanciones a Corea del Norte hasta que desmantele de manera permanente sus programas nuclear y de misiles”.

Fuente: POR ESTO!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *