img_1448610353_b9cefd4038f9f5e03520Analistas financieros del destino y líderes del sector empresarial anticipan nuevamente un año siguiente muy complicado para la economía nacional, pero todavía con una buena perspectiva para lo que es el Caribe mexicano, mientras conserve su estatus de seguridad y de destino líder para el turismo norteamericano.

Luis Cámara, presidente del Consejo Coordinador Empresarial del Caribe, así como Eloy Peniche, presidente de la Coparmex en Cancún, consideraron que el 2016 para Quintana Roo seguirá siendo un año muy productivo en materia turística y de llegada de inversión, sin embargo, expresan que los presupuestos y recortes que se están dando en la economía nacional seguirán impactando el desarrollo de muchos proyectos que se esperaban y que podrían estar generando empleo.

Será un año complicado por el proceso de elecciones que se estará viviendo en la entidad, pero en el caso de Quintana Roo se espera que la industria turística siga fortaleciéndose en esa dinámica económica.

Por su parte, Roberto Díaz Abraham, economista de Boston, cónsul honorario de Hungría, refirió que si Cancún mantiene la imagen de destino seguro, limpio y amable, se tendrá una buena perspectiva para el 2016; sin embargo, el año será en términos económicos muy complicado por la distracción de recursos que se estarán dando por las elecciones, lo que limitará aún más los presupuestos ya restringidos.

“Cuando se tienen presupuestos muy cortos, repercute en las obras que se posponen o se cancelan y eso es inversión y generación de empleo, de lo que efectivamente viven los países”, expresó.

En el caso del país, consideró que se enfrentará un problema de tipo político-doméstico, que se conjuntará con la crisis internacional de inseguridad y los warnings que están siendo dirigidos en los países y que frenan la intención de viaje para generar el consumo interno, como sucede en Estados Unidos, que tiene y recibe una gran presión para modificar la tasa de interés este diciembre.

Es una realidad, destacó, que el escenario para el caso del Caribe mexicano seguirá siendo favorable, pero no se debe perder de vista que el turismo es muy volátil y delicado y que nadie quiere ir de vacaciones donde no se siente seguro o hay amenazas y en ello, el Caribe mexicano sigue ofreciendo toda esa seguridad y riqueza, lo que lo mantiene en la canasta de elecciones que tiene el consumidor de alto nivel de ingresos, pero se necesita seguir desarrollando atractivos y proyectos y elevando la amabilidad que caracteriza al mexicano, para sostenerse en el mercado.

Fuente: POR ESTO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *