1pueblofantasmaChacchoben, Bacalar.- Una comunidad que alcanzó su máximo apogeo gracias a la extracción del chicle natural del árbol de chicozapote, que fue el motivo mismo de su fundación, ahora sólo es un lugar a punto de convertirse en pueblo fantasma, rodeado de casas y edificios abandonados que con el paso del tiempo se han ido deteriorando, muchos de ellos al grado de derrumbarse casi por completo.
Se trata de Chacchoben, poblado que en antaño estuvo lleno de vida y color pero que ahora ofrece un lúgubre panorama, debido a que gran parte de sus habitantes han emigrado a otras zonas en busca de mejores oportunidades laborales, dejando tras su partida casas vacías y edificios a medio derrumbarse, y en donde la mayor parte de quienes aún lo habitan son mujeres, niños y adultos mayores.
Aunque estadísticamente Chacchoben tiene más de 700 habitantes, la realidad es que actualmente viven ahí menos de 400 pobladores, pues una buena parte ha emigrado a otras partes de Quintana Roo y a otros estados en busca de mejores oportunidades laborales.
Y es que en sus mejores momentos, esta comunidad estaba llena de vida gracias a la extracción del chicle natural del árbol de chicozapote, labor que fue el motivo de su creación, pues se fue poblando con personas que llegaron de diferentes lugares para trabajar como chicleros, principalmente procedentes de Yucatán.
Sin embargo, al agotar este recurso, a los habitantes no les quedaron muchas opciones de trabajo, problemática que a la fecha se ve reflejada en el alto índice de migración que existe en la zona.
La mayoría de la gente que aún habita el pueblo tiene uno o más familiares que viven fuera de su lugar de nacimiento, principalmente en zonas urbanas de Quintana Roo como Chetumal, Felipe Carrillo Puerto, Playa del Carmen, Cancún, Cozumel, Majahual, entre otras.
También existen pobladores que viven en otros estados de la República, pues ahí han encontrado una mejor vida para mantenerse a ellos y a sus familias.
Algunos ya han iniciado una vida fuera de Chacchoben, mientras que otros sólo dejan la comunidad por temporadas para buscar trabajo en otro lugar.
En un recorrido por la comunidad, el equipo de Por Esto! de Quintana Roo observó que hay muchas casas y edificios abandonados, algunos con estructuras sumamente deterioradas que denotan el paso de los años.
Las calles del pueblo lucen vacías, en donde la poca gente que se observa es en su mayoría niños, mujeres y adultos mayores.
Basta con preguntarle a cualquier mujer adulta que uno se encuentre en el poblado para conocer que en caso de que tenga hijos, la mayoría o todos han emigrado ante las precarias condiciones que les ofrece Chacchoben.
La señora Adolfina Mo cuenta que de sus 7 hijos, 5 son los que han hecho una vida fuera del pueblo y sólo 2 hijas se han quedado a hacerle compañía, pues antes de pensar irse hicieron una familia en el pueblo.
En la misma situación se encuentra el señor Mario Jiménez, pues de sus 5 hijos, todos se encuentran trabajando en Tulum, aunque éstos sólo van a trabajar por temporadas como cocineros, guías de turismo y otro tipo de labores que les ayudan a llevar el sustento a su familia.
La señora Francisca Medina, de 86 años, tiene 10 hijos y cuenta que todos ellos dejaron el pueblo desde muy temprana edad, así como que ahora viven con su familia en Chetumal, Felipe Carrillo Puerto y Playa del Carmen.
Pero Chacchoben no es el único pueblo que enfrenta esta problemática, pues en muchas zonas rurales del sur de Quintana Roo existen muchos habitantes que desde muy jóvenes, se ven obligados incluso a dejar sus estudios y en la necesidad de migrar en busca de trabajo.

POR ESTO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *