240415226b45225medCancun, Q Roo.- Quintana Roo se encuentra entre la lista de los cinco Estados con mayor tráfico ilegal de fauna silvestre, junto con Chiapas, Nuevo León, Chihuahua, Sonora y Yucatán, de acuerdo con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Yucatán y la Ciudad de México son los principales destinos de dicho delito, el tercero a nivel federal que más se comete, sólo por debajo de la venta de armas y drogas.

En la entidad, de enero a marzo de 2015 se han asegurado monos ardilla, lémur, iguanas, jabalíes, tigrillos, principalmente, expresó Carolina Cañón García, delegada de la Profepa en Quintana Roo.

La NOM-059- Semarnat-2010, enlista dos mil 606 especies de plantas y animales bajo alguna categoría de riesgo a causa de la extracción ilegal y la pérdida de su hábitat, entre las que se destacan el loro cabeza amarilla, totoaba, mono saraguato, guacamaya verde, guacamaya roja, jaguar, mono araña, águila real, loro yucateco, flamenco americano, iguana verde, ballena azul y ballena jorobada.

De acuerdo con inspectores de la Profepa, las especies más traficadas son tortugas, pepinos de mar, aves, pericos, jilgueros, cotorras, guacamayas, iguanas, mono araña; y distintas plantas como orquídeas y cactáceas.

Entre 2014 y 2015, la Procuraduría ha logrado asegurar 802 ejemplares de fauna silvestre y mil 822 productos de vida silvestre en 804 operativos contra el tráfico ilegal, en los que se han puesto a 82 personas a disposición del Ministerio Público Federal (MPF).

Costos en el mercado negro

Países como Alemania, Rusia, España, Japón y China son los identificados por la Policía Internacional (Interpol) con cargamentos ilegales, a donde llegan especies mexicanas. En el mercado negro, el tucán pecho amarillo, por ejemplo, rebasa el medio millón de pesos; las guacamayas se pueden encontrar en esos países en 400 mil pesos; el loro cabeza amarilla más de 200 mil pesos.

En el año 2014, la Profepa recuperó un ejemplar de tigrillo (Leopardus wedii), mismo que se localizaba en la vía pública en la Región 233 en Cancún. Otros animales recuperados ese mismo año fueron una Boa constrictor, un cocodrilo moreletii y un tejón, encontrados en un centro deportivo de Cancún, mismo que no pudo acreditar la posesión de estas especies.

Tanto la boa como el cocodrilo están enlistadas en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites) en su Apéndice II. Así podemos ver que México posee el 10% de todas las especies registradas a nivel mundial. En un período de dos años, 2012 a 2014, la Procuraduría General de la República (PGR) aseguró a 481 mil especies por tráfico ilegal en el país.

Debemos tener en cuenta que la fauna silvestre contribuye a tener un balance de los ecosistemas, en donde se desarrollan. Especialistas mencionan que no hay una cifra exacta en cuanto a las ganancias por el tráfico, pues esto dependerá del vendedor y comprador.

Guerrero abastece también de aves y reptiles; Chiapas, Veracruz y Oaxaca son Estados en donde capturan más pericos, en Campeche la preocupación de tráfico de especies es en loros y monos. La Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente y la Ley General de Vida Silvestre, hacen mención de que por lo menos cada tres años la lista de especies en algún grado de riesgo deberá actualizarse.

SIPSE

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *