Con un valor cercano a los 118 millones de dólares, un total de 11 hoteles y nueve predios ubicados en Tulum, Quintana Roo, fueron despojados a sus dueños originales, esto a través de escrituras ilegales que emanan de un decreto presidencial no existente a nombre de Antonio González Avilés…

NAC120625296fa243f_0Cabe mencionar que esto desde el sexenio de Miguel Alemán (1946-1952).

De acuerdo al Periódico Reforma, desde el 2001 a la fecha, fueron desalojados los hoteles por juicios que se derivan de actos de corrupción y que involucran a magistrados, jueces, actuarios y funcionarios estatales y municipales que han validado escrituras ilegales, señaló Eddie Villa Real, vocal ejecutivo de la Asociación de Colonos Turísticos Ecológicos Pino Suárez A.C., y representante de 150 posesionarios e inversionistas tanto nacionales como extranjeros afectados por el fraude.

Los despojos han sido encabezados por empresarios como Erik Noren (ya fallecido, pero cuyas escrituras ilegales aún son utilizadas), el empresario Mauricio Schiavone, (hoy respaldado por el actor y empresario Roberto Palazuelos), así como los abogados Carlos González y Amador Treviño, entre otros quienes han despojado hoteles en Pino Suárez, Tulum, tratándose de un terreno de 50 hectáreas frente al mar y con 8 km de extensión de largo, así como 100 metros de ancho.

El Vocal, indicó que para el despojo se han efectuado varios juicios presentando documentación aparentemente ilegal, uno de ellos fue en el 2001 en Chetumal, donde Mauricio Schiavone promovió un presunto laudo laboral contra los dueños de hoteles y a favor de los trabajadores.

Villa Real señaló: mediante “moches” logró de la Junta de Conciliación y Arbitraje de Quintana Roo realizar una huelga y con el apoyo de una turba de “esquiroles” colocaron banderas rojinegras en los hoteles de Tulum, entre ellos El Padus, propiedad de unos inversionistas italianos y que obtuvo Schiavone con el apoyo de los “trabajadores”, aunque de acuerdo con Villa Real, El Padus después pasó de manera “misteriosa”, a manos de Roberto Palazuelos. Ahora ese hotel lleva el nombre de Esmeralda K.

Otro juicio tuvo lugar en el 2009 impulsado por el abogado Carlos González en Sinaloa, tratándose de un juicio reivindicatorio de posesión en Casa Magna, que eran dos hoteles que pertenecieron al narcotraficante colombiano Pablo Escobar y el ex gobernador Mario Villanueva.

Un tercer Juicio tuvo lugar en 2014 en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, encabezado por el abogado Amador Treviño donde al parecer simularon ser trabajadores de Erick Noren demandándole nuevamente, aunque éste ya estaba muerto, el resultado fue el embargo donde otros cuatro hoteles se ubicaban, siendo que con estas escrituras se han desalojado ya nueve predios en el arco de Sian Ka’an.

Entre los hoteles despojados se encuentran además Puerta del Cielo, Playa Azul, Casa Magna, Vía Laktea, Tierra del Sol, Hamaca Loca, Dos Ceibas y Casa Xi-Cho.

Cabe mencionar que por vez primer en diciembre de 2014 el juez Primero Civil de Solidaridad, Quintana Roo, echó abajo un juicio de José María Garza Ponce cuyas escrituras emanaban también de decreto inexistente y registradas a nombre de González Avilés. En ese juicio con expediente 359/2006 —del cual Reforma posee una copia— fueron demandados dos propietarios de otros dos hoteles en una acción reivindicatoria para determinar la posesión.

Con información del Reforma

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *