Enfrenta un proceso por desvío de recursos cuando estuvo como delegado del Conafe

Chetumal, Q. Roo.- Fernando Castro Borges, renunció ayer martes a la delegación del Issste en Quintana Roo sin exponer los motivos.

La sorpresiva decisión, en medio de múltiples deficiencias en las clínicas de todo el estado, causó hermetismo entre las diversas áreas y especialmente en la dirección general; Castro Borges, enfrenta un proceso desde 2011 por desvío de recursos, cuando estaba como delegado del Conafe.

Novedades Chetumal se contactó con Castro Borges telefónicamente, pero este no quiso proporcionar información sobre su renuncia y afirmó que cualquier información sea gestionada ante las mismas oficinas del Instituto de Seguridad Social y Servicios de los Trabajadores del Estado (Issste).

“Es un tema que se ve directamente en la delegación”, dijo en repetidas ocasiones al ser cuestionado sobre su renuncia y sobre quién se quedará al frente del Issste.

En su corto tiempo al frente de la delegación del Issste, no hizo nada para mejorar los de por sí pésimos servicios médicos que ofrece la institución de salud y para muestra las constantes quejas que se dan a conocer a través de las redes sociales sobre los tiempos de espera, saturación, falta de equipo, especialista y la terrible y constante falta de medicamentos.

Por ejemplo, en la clínica de Cancún, los pacientes son atendidos en los pasillos ante la falta de capacidad del mismo nosocomio para dar atención de calidad a los derechohabientes.

En 2011, la Secretaría de la Función Pública sancionó a Fernando Castro Borges por hacer uso indebido del presupuesto, cuando estaba como delegado del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe) en Quintana Roo.

Fue inhabilitado por un año para ocupar cargo o comisión en la administración pública federal. Además de una sanción económica de 315 mil pesos, según la resolución emitida con fecha del 30 de septiembre de 2014.

La cédula de observaciones fechada el 14 de diciembre de 2011, derivado de una auditoría por el Órgano Interno de Control del Conafe, establece el otorgamiento de apoyos económicos por 312 mil 600 pesos a personal de la delegación a través de Convenio Modificatorio para el Fortalecimiento de la Educación Comunitaria, signado por el organismo con el Gobierno Federal para el ejercicio fiscal 2010.

El documento precisa que realizaron pagos por 321 mil 600 pesos a 18 personas que realizan funciones administrativas, contraviniendo lo señalado en dicho convenio.

Pero además, en los ejercicios 2011 y 2012, Castro Borges entregó indebidamente apoyos económicos por 678 mil 400 pesos a personal de la Delegación, con recursos correspondientes al Convenio Modificatorio. A ello se sumó el desvío de otros 90 mil 550 pesos para alimentos y hospedaje.

Como medida correctiva, el órgano de control recomendó que el delegado justificara y comprobará los pagos al personal y abstenerse de proporcionarlos a trabajadores que desarrollan actividades administrativas.

Tales inconsistencias sin esclarecer, provocaron el inicio de un procedimiento administrativo de responsabilidad en contra de Castro Borges y otros funcionarios involucrados, bajo el expediente número R039/2013.

Fuente: SIPSE

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *