Los miembros del Proyecto Aak Mahahual descubrieron a los ejemplares sin vida.

Mahahual, Q. Roo.- El comité de Vigilancia Ambiental Participativa de la tortuga marina de los Recursos Naturales denominado Proyecto Aak Mahahual, durante sus recorridos nocturnos, informó que descubrieron a unas personas destazando a dos quelonios, durante la noche de ayer.
A través de una entrevista con Novedades Quintana Roo, un miembro del comité denunció que los saqueadores destruyen todo lo que está a su paso y que por el momento aproximadamente siete tortugas verdes han sido degolladas, “en la mayoría de los casos las personas que se dedican a esto entierran a los quelonios”, comentó.

“No tenemos el apoyo de las autoridades como deberíamos, hay gente que viene sin escrúpulos y no sólo matan tortugas… destruyen ecosistemas”.

“No tenemos el apoyo de las autoridades como deberíamos, hay gente que viene sin escrúpulos y no sólo matan tortugas… destruyen ecosistemas”, dijo el ambientalista.

Exhortó a los habitantes a unirse a los rondines de vigilancia o a realizar donativos para apoyar a los defensores de estos animales; el dinero recaudado se utiliza para comprar equipo, lámparas, pagar la gasolina y en alimentos.

“Ayer encontramos a dos personas destazando a dos tortugas verdes, al acercarnos salieron corriendo del lugar”, expresó un defensor de los quelonios.

El Proyecto Aak Mahahual, trabaja en conjunto con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa),sin embargo, uno de los miembros aseguró que no se tiene el apoyo de las autoridades para realizar recorridos de vigilancia.

Las personas pueden denunciar a los saqueadores o los comerciantes de los huevos a través del número de emergencias 911, o por medio del Facebook “Proyecto Aak Mahahual” o el de la Profepa.

Información sobre la tortuga verde

La tortuga verde (Chelonia mydas) es de la familia Cheloniidae. Este reptil de gran tamaño se distribuye por los mares tropicales y subtropicales alrededor del mundo, con dos poblaciones distintas en los océanos Atlántico y Pacífico. El nombre común de la especie deriva del color verde de su grasa, y no del color de su caparazón

Como especie reconocida en peligro de extinción, su explotación está protegida en casi todos los países del mundo. Es ilegal capturar, dañar o matar a estos ejemplares de este tipo. Adicionalmente, algunos países han implementado varias leyes para protegerlas y sus sitios de anidación dentro de su jurisdicción. Sin embargo, la población de este animal aún está en peligro de extinción debido a algunas prácticas humanas.

Fuente: SIPSE

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *