030815b5986c532medTres récords mundiales cayeron el lunes en el campeonato mundial de natación, todos fijados por mujeres: La sueca Sarah Sjostrom batió por segunda vez en dos días la marca de los 100 metros estilo mariposa al ganar esa prueba, la húngara Katinka Hosszy se consagró campeona de los 200 combinado individual con récord y la Katie Ledecky batió su propio registro en las eliminatorias de los 1,500 libre.

Sjostrom, que ya había fijado una marca mundial en las eliminatorias del domingo, ganó por un cuerpo en 55.64 segundos, un centésimo de segundo menos que su registro de las preliminares.

La danesa Jeanette Ottesen llegó segunda en 57.05.

Hosszu dominó de punta a punta su prueba y cronometró dos minutos, 6.12 segundos. Le sacó más de un segundo a la japonsea Kanako Watanabe, quien se llevó la plata.

Ledecky, que está medio acostumbrada a batir marcas mundiales, se sorprendió a sí misma al imponer un nuevo registro en las eliminatorias de los 1.500, con 15 minutos, 27.71 segundos, 65 centésimas menos que la marca que había logrado el año pasado en el Campeonato Panpacífico de Australia.

Es la cuarta vez que fija un récord mundial en los 1.500 y podría mejorarlo nuevamente en la final del martes

“Estoy un tanto sorprendida”, comentó la nadadora de 18 años. “No estaba muy concentrada en la carrera de esta mañana. Estaba muy relajada. Hacia el final me di cuenta de que pasaba algo por la reacción del público”.

Ledecky también tiene los récord mundiales de los 400 y los 800 metros. El domingo arañó el registro de los 400 libre.

“Es tal vez uno de los mejores récord que he batido”, dijo la estadounidense, quien le sacó más de una vuelta a la segunda en su eliminatoria. “Todos son únicos, pero la forma en que lo hice, la tranquilidad con que nadé… Ojalá pueda seguir así el resto de la competencia”.

Ledecky ya había ganado la primera de las cuatro medallas de oro que busca en Kazán al triunfar el domingo en los 400 libre con casi cuatro segundos de ventaja.

Estuvo cerca de batir la marca mundial en esa prueba, pero desaceleró al final en vista de la ventaja que tenía y terminó con 3 minutos y 59.13 segundos, nuevo registro de la competencia.

“Cuando toqué creí que lo había logrado”, dijo. “Me doy cuenta de que no voy a romper un récord mundial en cada competencia. Pero quiero estar muy cerca siempre y eso me mantiene motivada”.

Ledecky, quien apenas se graduó de la escuela secundaria y aún no tiene licencia de conducir es favorita para ganar los 800 y los 1.500 metros estilo libre, además de asomar como aspirante en los 200.

SIPSE

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *