Con goles de Casemiro e Isco, el equipo merengue puso en marcha la temporada con otro trofeo al superar 2-1 a Manchester United en la Supercopa de Europa

Real Madrid puso en marcha la temporada con otro trofeo al superar el martes por 2-1 a Manchester United en la Supercopa de Europa.

El monarca de la Liga de Campeones se impuso al ganador de la última Liga Europa con goles de Casemiro e Isco.

Cristiano Ronaldo comenzó el partido en la banca y no entró sino hasta los últimos minutos. En realidad, sus compañeros no necesitaron de su presencia para dominar de principio a fin al equipo de José Mourinho, otrora técnico del conjunto “Merengue”.

Se trata del sexto trofeo del Madrid desde que Zinedine Zidane llegó a la banca en enero de 2016, y su segundo de la Supercopa.

“Este equipo tiene mucha hambre y siempre quiere más”, destacó el entrenador francés. “Ha sido un partido casi perfecto, con una primera parte espectacular. Luego sufrimos, pero es una final y eso es normal”.

Casemiro estrelló un cabezazo en el travesaño y estuvo cerca de anotar con otro remate que pasó elevado, antes de abrir el marcador a los 23 minutos, tras una asistencia de Dani Carvajal. El brasileño se deslizó para impactar el balón de zurda.

Isco aumentó la ventaja a los 52, luego de una pared con Gareth Bale.

Tras fallar un remate con el arco a su disposición, Romelu Lukaku descontó por United a los 62, cuando venció al arquero costarricense Keylor Navas, quien había tapado un potente disparo de Nemanja Matic.

Los jugadores necesitaron dos pausas en el partido para hidratarse, en medio de las temperaturas de 32 grados centígrados (90 Fahrenheit), que derivaron en que tres espectadores fueran hospitalizados.

Mourinho fracasó en su tercer intento de conquistar una Supercopa. Tras la ceremonia de premiación, el estratega portugués obsequió su medalla a un joven fanático. Más tarde, dijo que no tenía mucho sentido conservar la presea.

“Algunas veces no conservo la medalla ni cuando gano, mucho menos cuando pierdo”, indicó. “Para mí, la medalla terminaría en algún lugar de mi casa, y para ese chico es como ir a la Luna”.

En cambio, el capitán madridista Sergio Ramos indicó que siempre quiere tener más premios en casa.

“Ojalá nunca me canse de ganar”, manifestó. “He ampliado el museo en casa, porque hay alguno que otro (trofeo), pero no me canso de ganar”.

Momentos antes del pitazo final, un fanático sin camisa ingresó en la cancha y fue sometido por personal de seguridad.

Más de 2,500 agentes fueron emplazados para el encuentro. Hubo cuatro detenidos, por supuesta reventa de boletos.

EN ROMA, el defensa mexicano Héctor Moreno reconoció admiración por su homólogo y compatriota Rafael Márquez, con quien ya ha tenido el privilegio de jugar varias veces juntos en el Tricolor.

El zaguero sinaloense, quien milita en AS Roma contestó preguntas de los aficionados del equipo italiano y no dudó en admitir que Rafael Márquez es un futbolista que le asombra.

“De niño mi ídolo era mi padre, luego mi jugador a seguir era Rafa Marquez. Me siento afortunado por haber jugado con él”, señaló Moreno Herrera, quien vivirá su primera aventura en el futbol italiano.

En más respuestas, afirmó que el atacante uruguayo Luis Suárez ha sido uno de los rivales más complicados de marcar. “El adversario más difícil que he afrontado ha sido Luis Suárez, se mueve muchísimo y hace todo para ganar”.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *