Los recursos eran para programas de educación, seguridad pública y servicios de salud.

Cancún, Q. Roo.- La administración del exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, en 2015, desvió mil 149 millones de pesos de las aportaciones federales destinadas a programas de educación, seguridad pública y servicios de salud, para utilizarlos en publicidad, señaló Joel Salas Suárez, comisionado del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos, en el marco de la presentación de los portales de acceso a la información de publicidad oficial.

Dicha cantidad es equivalente a 23.2% del total de recursos federales que le correspondieron en dicho año, comentó el funcionario, para dar una dimensión del dinero que fue utilizado para la imagen de la pasada administración.

Durante el proceso de entrega recepción a la nueva administración fue detectado que centros de salud, clínicas y hospitales de la entidad presentaron irregularidades en infraestructura, mobiliario y equipo médico, falta de personal, lo que deriva en una atención deficiente.

La Secretaría de Salud es una de las dependencias del paquete especial de auditorías, solicitado por el Congreso del Estado y la Secretaría de Contraloría del Estado, antes de la Gestión Pública, para conocer el destino de los recursos federales y estatales.

Por ejemplo, en Benito Juárez, más de dos mil millones de pesos fueron licitados en los centros urbanos de salud, en más de 270 licitaciones, dinero que era destinado para mantenimiento y mejora de instalaciones, sin embargo, 15 de 16 centros no recibieron ningún recurso.

En el sector de educación, la pasada administración descontaba prestaciones a los trabajadores de dicho ramo, sin embargo, el dinero no fue entregado a las dependencias y empresas con las que los empleados tenían sus compromisos y prestaciones, por lo menos fueron 290 afectados con riesgo de caer en buró de crédito o perder sus bienes.

El secretario estatal de Seguridad Pública, José del Ángel Campos, encontró una dependencia con carencia de elementos, 500 nuevos policías hacen falta en el estado, indicó en febrero pasado.

El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, señaló que esta administración se ha visto en la necesidad de convertirse en un gobierno abierto con la ciudadanía y la transparencia, “es la única vía a la democracia y se les debe dar acceso a la información a la sociedad para empoderarla y combatir la corrupción”.

El estado trabaja en el fondo y no la forma porque era un gobierno en donde no se resolvían las necesidades de la sociedad, ahora hay límites en el uso de la publicidad oficial porque hay graves esquemas de salud que no se han resuelto y en la seguridad pública.

Fuente: SIPSE

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *