Ante la vulnerabilidad en materia de seguridad que se ha evidenciado en la zona hotelera de este polo turístico donde sólo existe una entrada y una salida vía terrestre y que a pesar de esto, durante el 2017, la delincuencia trastocó la zona turística, ayer martes de manera sorpresiva y en vísperas del arranque del periodo vacacional de invierno, elementos de la Guarnición Militar de Cancún, hicieron presencia para reforzar uno de los puestos de revisión vehicular que tiene la Secretaría Municipal de Seguridad Pública a la altura del kilómetro 2.5 del bulevar Kukulcán.

De igual manera, se pudo apreciar un mayor patrullaje de elementos de la Policía Federal División Gendarmería, lo que pudiese ser un síntoma de un evidente interés porque la situación en materia de seguridad mejore en la zona hotelera.

En el recorrido habitual que se realiza en la zona de playas, se pudo apreciar que el puesto se revisión que mantiene la Secretaría Municipal de Seguridad Pública en el retorno frente al hotel Holiday Inn Cancún, se encontraban elementos del Ejército Mexicano, quienes confirmaron que estaban de apoyo a la Policía Turística.

Los militares se mantuvieron en ese lugar desde temprana hora respaldando la labor que realizaban los elementos de la Policía municipal que eran los encargados de parar vehículos con vidrios polarizados, sin placas o con personas a bordo de manera sospechosa, como parte de los protocolos de prevención.

El conductor de una camionera negra, Ranger, la cual llevaba los cristales polarizados, más que verse molesto porque fue detenida su marcha para que las autoridades efectuaran una revisión, tanto de su unidad como de sus documentos, expuso que le daba gusto que las autoridades tomaran con seriedad el tema de la seguridad y pidió que este puesto de revisión con la presencia de los militares, sea permanente.

En las últimas semanas, prestadores de servicios turísticos e incluso, vinculados de manera directa con el sector hotelero, lamentaron que existiendo una sola salida y una entrada vía terrestre, la zona hotelera de Cancún se encuentre vulnerable ante la inseguridad.

Pero además, que las casetas de vigilancia que fueron edificadas en gran medidas con recursos de la iniciativa privada para la Policía Municipal con la idea de que existiera vigilancia permanente en la zona de playas, estén actualmente abandonadas, pues esto es lo que muchas veces aprovechan los delincuentes para hacer de las suyas.

Fuente: Por Esto!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *