ajedrezCiudad de México.- El ajedrez es uno de los juegos de mesa más extendidos a nivel mundial. Al grado de que una empresa estadounidense estimó en el 2012 que hay 605 millones de jugadores alrededor del globo. En el caso de México, la Federación Nacional de Ajedrez (Fenamac) cuenta con 39 mil 134 jugadores registrados, que libran batallas mentales en una gran oferta de torneos a lo largo del año. Pero la mejor parte del ajedrez podría estar en los múltiples beneficios que trae al cerebro.

Diversos estudios sobre el “deporte ciencia” han concluido que pensar cómo dar jaque mate mediante 16 piezas puede ayudar al fortalecimiento de las habilidades cognitivas. Aquí una lista de algunas:

 USA AMBOS HEMISFERIOS

Un estudio hecho en Alemania analizó las diferencias en las habilidades cognitivas de jugadores de ajedrez expertos y novatos.

La evaluación consistió en pasar una serie de posiciones de ajedrez y pedir después a los participantes que reconocieran las mismas. Durante el proceso, la actividad cerebral de los concursantes fue monitoreada con escáneres que revelaron algo inesperado.

La diferencia en la actividad cerebral entre los expertos y novatos fue la utilización de los últimos de ambos hemisferios del cerebro para identificar las posiciones de las piezas en el tablero. Este recursos les valió para reconocer con mayor rapidez y eficacia dichas posiciones que los aprendices.

 AUMENTA LA CREATIVIDAD

Al comprobarse que la mente se vale del lado derecho del cerebro conforme la práctica de este deporte, investigadores quisieron saber qué vínculo tenía con la creatividad que se aloja en dicho hemisferio.

Un estudio que evaluó durante cuatro años a estudiantes de nivel básico encontró que, luego de que jugaran una vez a la semana ajedrez en la computadora, los niveles de actividad en su pensamiento creativo se incrementaron.

Además, a diferencia del resto de sus compañeros, el grupo de ajedrecistas obtuvo puntajes más altos en creatividad y originalidad en sus cursos asignados.

ELEVA EL CI

 

El coeficiente intelectual (CI) es una medida para establecer la capacidad cognitiva de una persona para resolver diferentes problemas.

Si bien el CI de algunos campeones del mundo de ajedrez, como el ruso Garry Kasparov, se comparan con el de grandes científicos de la humanidad como Albert Einstein, hay pocos estudios sobre qué porcentaje de esta inteligencia fue desarrollada a través de jugar ajedrez.

Sin embargo, un estudio realizado en 4 mil estudiantes de Venezuela vínculo la implementación de un programa de ajedrez, que duró cuatro meses, con puntajes más altos en las pruebas que midieron el coeficiente intelectual de los alumnos. Lo que podría ser un indicio importante para futuras investigaciones.

MEJORA EL CÁLCULO

Tanto el ajedrez como la música se han asociado con un mejor rendimiento en el cálculo matemático.

En Canadá un grupo de investigadores de dio a la tarea en 1992 de evaluar si el ajedrez podría traer beneficios en las calificaciones de matemáticas de sus alumnos.

Así que dividieron a los estudiantes en grupos, unos se limitaron a recibir las clases de matemáticas normales, y otros, complementaron esa asignatura con clases de ajedrez.

Los de este último grupo aumentaron sus calificaciones en 82 por ciento, mientras que aquellos jóvenes que sólo recibieron las clases de matemática lograron incrementarlas hasta en un 21.46 por ciento.

PREVIENE DE ALZHEIMER

Una investigación publicada en el 2012 encontró que las personas con más de 75 años que se dedican a jugar ajedrez son menos propensas a desarrollar demencia que aquellos adultos mayores que no juegan ni realizan actividades mentales.

El doctor Robert Freidland, autor de este trabajo, aseveró que la falta de poner en práctica ejercicios mentales desciende la capacidad cerebral, tal como si fuera un músculo del cuerpo.

LECCIONES DE VIDA

Muchas escuelas alrededor del mundo están implementando programas de ajedrez para sus estudiantes. Más allá del ejercicio mental, la competitividad que se genera en torno al ajedrez puede enseñar a los niños a tomar nuevos retos de una mejor manera, ser más resilientes a la frustración y sentirse bien con ellos mismos.

Cada derrota en el tablero es una lección. Por lo que es muy fácil volver a reproducir una partida y saber cuál fue el error que determinó el fin de un juego.

Entrenadores del deporte ciencia coinciden en que este proceso, aplicado a la vida, hace que los niños aprendan a corregir los errores como medio de superación personal.

SINEMBARGO.MX

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *