CHETUMAL.- El gobierno federal, a través de la delegación de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), se caracterizó en este sexenio por construir centros de acopio de leche de vaca y rastros para aves TIF, obras que quedaron como “elefantes blancos”, denunció el dirigente de la Unión Campesina Democrática (UCD), Federico Hernández Amador.

El dirigente campesino expresó que los gobiernos han hecho obras que no benefician a los productores, mismas que se pueden observar en los ejidos Nicolás Bravo y Morocoy, en el municipio Othón P. Blanco, y Miguel Alemán, en Bacalar, en donde los centros de acopio de leche de vaca tienen más de tres años abandonados.

Hernández Amador afirmó que “esas obras no se concluyeron porque se robaron el dinero, ya que cuando se elabora un presupuesto es para concluir la obra y no dejarla a medias”.
Aseguró que la delegación de la Sagarpa, que encabeza César Armando Rosales Cancino, no ha concluido el rastro Tipo Inspección Federal para aves, en donde supuestamente se invirtieron 16 millones de pesos.

Asimismo, señaló que no sólo los centros de acopio de leche de vaca se quedaron sin concluir, sino también los centros de acopio de ganado bovino, en donde se invirtieron recursos federales, estatales y de los propios productores.

Aseguró que no es nada nuevo que el gobierno federal deje abandonados proyectos que supuestamente servirían para detonar las actividades del campo, debido a que en la zona cañera desde hace años los trapiches quedaron como “elefantes blancos”.

Hernández Amador afirmó que son varias las obras que se proyectaron para beneficio de los productores; sin embargo, a la fecha no han funcionado, ni lo harán, porque la estructura se quedó a medias y la administración federal que encabeza Enrique Peña Nieto se encuentra en el “Año de Hidalgo”.

Expresó que el delegado de la Sagarpa, César Armando Rosales Cancino, no hizo un buen trabajo en Quintana Roo y no fue removido de su cargo pese a que se lo solicitaron al ahora exsecretario nacional de la Sagarpa, José Calzada Rovirosa, cuando tuvo una gira en la alcaldía de Calderitas.

Y es que el actual secretario de la Sagarpa, Baltazar Hinojosa, quien tomó posesión el 5 de abril del año en curso, mantiene a César Armando Rosales Cancino como delegado de Quintana Roo como un premio a la ineficacia.

Finalmente, apuntó que este delegado será recordado en el estado por ser promotor de obras inconclusas y, junto con Enrique Peña Nieto, no supo Mover a México, pues sus obras, aunque pequeñas, no fueron concluidas.

Fuente: Poe Esto!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *