027n1eco-1_miniEl Banco de México (BdeM) advirtió este martes sobre la aparición de signos de sobrendeudamiento en algunos hogares del país, principalmente en aquellos donde sus integrantes han contratado préstamos bancarios personales o garantizados por la nómina.

En términos generales no vemos una preocupación generalizada de que haya sobre endeudamiento en todos los hogares que tienen un crédito bancario, dijo el gobernador Agustín Carstens Carstens, en una conferencia de prensa en la que presentó el Reporte sobre el sistema financiero, elaborado por el banco central.

Sin embargo, apuntó que en algunos casos de hogares que se encuentran en los estratos de ingresos bajos, donde sobre todo se han hecho colocaciones de créditos personales y créditos de nómina, empiezan a aparecer signos de sobrendeudamiento, añadió, al ser interrogado sobre si el endeudamiento de las familias en México guarda un nivel razonable respecto de su nivel de ingreso.

En términos generales, los indicadores de morosidad en los diferentes segmentos del crédito bancario han disminuido en los meses recientes. Es así en los relacionados con el consumo de familias, donde se incluyen los préstamos personales, de nómina, automotrices o con tarjeta de crédito. El índice de morosidad (que mide la relación entre préstamos vencidos, respecto del total vigente) disminuyó de 5.48 a 4.28 por ciento entre octubre del año pasado y el mismo mes de 2015, de acuerdo con datos publicados ayer por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

En la conferencia de prensa de este martes, el gobernador Carstens destacó el crecimiento que se ha dado en el crédito al consumo, incluso con una disminución de los niveles de morosidad. El Reporte sobre el sistema financiero menciona que la probabilidad de incumplimiento de la cartera de consumo registró una mejoría durante el último año. La reducción en la morosidad de la cartera de consumo también ha respondido, según el documento, parcialmente a la velocidad de crecimiento del portafolio. Sin embargo, añade, se desconoce aún la calidad crediticia de los nuevos acreditados.

Así, mientras crece el monto de crédito al consumo y hay nuevos usuarios, la pregunta planteada al gobernador Carstens fue si el monto del endeudamiento de las familias es razonable respecto del ingreso que disponen para pagar.

Este, respondió, es un tema muy importante, en el que las autoridades estamos poniendo mucha atención desde el punto de vista analítico. Un análisis más profundo lo permite el hecho de que tengamos acceso al Buró de Crédito para propósitos analíticos.

El sobrendeudamiento, que significa que una persona o familia tiene que realizar pagos de deuda que superan su capacidad de pago, no es un tema generalizado, pero sí el rápido crecimiento que han tenido los créditos personales y de nómina ha generado algunos problemas, todavía muy controlados, muy acotados en algunas familias mexicanas, expuso el gobernador Carstens.

En el reporte, el banco central concluye que el sistema bancario cuenta con capital y liquidez suficientes para mantener su operación, incluso en situaciones extremas. No obstante, existen riesgos macrofinancieros para la economía nacional, derivados principalmente de un entorno externo de menor crecimiento, el efecto que tendrá el aumento de tasas de interés en Estados Unidos y la disminución en el precio del petróleo, que afecta sobre todo las finanzas públicas.

Uno de los temas a observar por el Banco de México, planteó Carstens, es el crecimiento que ha tenido el déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos –cuenta que mide la entrada y salida de divisas del país por conceptos como comercio exterior, pago de deuda, transferencias, turismo y flujos de inversión– que hasta ahora se ha financiado de manera holgada con flujos de inversión directa.

Esto no es un pronóstico, pero sí sirve para identificar desarrollos a los que debiera ponerse atención para asegurar la estabilidad financiera. En los próximos años será más difícil el financiamiento en moneda extranjera y eso hace recomendable que un país mantenga un nivel acotado de déficit en cuenta corriente, expuso.

Sobre el tema del financiamiento externo, el banco central en el reporte, y el gobernador Carstens en la conferencia, plantearon la necesidad de que las empresas mexicanas que aprovecharon las bajas tasas de interés internacionales de los últimos años para financiarse en moneda extranjera adopten medidas para mitigar los riesgos a que están expuestas, ante el cambio de condiciones en los mercados a partir de que aumenten las tasas de interés en Estados Unidos.

La deuda de empresas en moneda extranjera se duplicó de finales de 2008 a la fecha, hasta alcanzar un saldo de 121 mil millones de dólares, cantidad que equivale a 1.4 veces la deuda externa del gobierno federal, que es de 82 mil 760 millones de dólares.

Fuente: laJornada

 

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *