A pesar de que el nuevo Gobierno federal intenta disminuir la brecha regional, la situación de las entidades federativas en 2019 cambiará ligeramente por el peso que tiene la Ley de Coordinación Fiscal en la distribución de recursos, destacó un análisis del CIEP. La región sur es la más rezagada. Salvo los estados petroleros de Campeche y Tabasco, en la zona hay menores niveles de participaciones y dependen más de aportaciones. Sin embargo, se les asignaron mayores zonas prioritarias con el objetivo de disminuir la brecha regional.

Ciudad de México.– Las finanzas públicas estatales requieren atención porque la distribución de recursos para este 2019 no será igual para todos, ya que algunos programas y zonas serán considerados prioritarios. Además, la disminución de recursos del ramo 23 forzará a los estados a realizar presupuestos de egresos sostenibles porque ya no recibirán los excedentes de ingresos que el Gobierno federal les otorgaba que cada fin de año.

Así lo advirtió el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) en su estudio “Presupuesto de los estados por región 2019″ realizado por el especialista Kristobal Miguel Meléndez Aguilar.

De acuerdo con el documento, la región norte, en comparación con otras zonas, tiene mayores ingresos por el Fondo de Fiscalización y Recaudación, por incentivos al consumo de gasolina, por el comercio exterior, por el IEPS, por otros incentivos y por el Fondo de Aportaciones para la Educación Tecnológica y de Adultos (FAETA).

Esto significa que en los fondos de participaciones de mediano presupuesto se les asignan más recursos a la región norte, lo que implica que tengan mayores recursos de libre disposición para programas sociales o pago de deuda. “Los habitantes de esta región tienen los mayores ingresos per cápita”, destacó el CIEP.

Nuevo León, Baja California Sur, Baja California y Sonora recibirán mayores recursos per cápita que el promedio regional, de 5 mil 231 pesos, por el Fondo General de Participaciones. Zacatecas, Nayarit y Durango recibirán los mayores recursos por el Fondo de Fomento Municipal en la región (superior a los 421 pesos por habitante). Sonora es el estado que recibirá más de mil 361 pesos per cápita por el Fondo de Fiscalización y Recaudación.

Baja California Sur, Sonora, Chihuahua y Sinaloa serán las entidades federativas que recibirán más de 244 pesos por habitante por incentivos al consumo de gasolina en la región. Tamaulipas es el estado de la región que recibirá mayores recursos per cápita de los fondos petroleros (superior a 80 pesos) y de comercio exterior (superior a 841 pesos).

De acuerdo con el análisis del CIEP, Zacatecas y Chihuahua tendrán incrementos de más de 52 por ciento por IEPS, por un mayor consumo de tabaco, cervezas y bebidas alcohólicas. Baja California Sur es la entidad federativa que más aprovecha los otros incentivos en la región (recibirá 639 pesos por habitante).

Chihuahua, Nuevo León y Sinaloa tendrán un gasto por inversión pública inferior a 493 pesos por habitante, que es menor a la mitad del promedio regional.

Todos los estados de la región tendrán más recursos por transferencias. Por este concepto, Coahuila y Chihuahua con incrementos per cápita de al menos 9.7 por ciento. Baja California Sur, Tamaulipas y Nuevo León son los estados de la región que tendrán más gasto público para servicios personales (superior a 4 mil 200 pesos por habitante).

Las otras entidades federativas de la zona tendrán recortes por este concepto. Tamaulipas tendrá un gasto público por servicios generales mayor a los 5 mil 500 pesos per cápita en 2019.

CDMX, LA MÁS BENEFICIADA

La región centro, en comparación con otras zonas, tiene mayores ingresos por el Fondo General de Participaciones, el Fondo de Fomento Municipal, los incentivos a comprar auto nuevo y por el ISR a personal de entidades. Además, tiene la mayor distribución del gasto público por transferencias, servicios personales y servicios generales, de acuerdo con el CIEP.

Sin embargo, la región tiene los menores ingresos por aportaciones. Esto significa que a pesar de tener los mayores ingresos por los principales fondos de participaciones, en comparación con otras regiones, por fórmula, sus ingresos federalizados se ven limitados por menores aportaciones, que son recursos para disminuir el rezago social.

La Ciudad de México, Colima, Estado de México y Jalisco son los estados de la región que recibirán al menos 5 mil 325 pesos per cápita por el Fondo General de Participaciones. Estado de México y Guanajuato son las entidades federativas que menos recursos recibirán del Fondo de Fomento Municipal (menos de 194 pesos por habitante).

Para la compra de autos, la Ciudad de México es la entidad de la región que más recursos recibirá (más de 261 pesos por habitante) y en inversión pública también le va bien: recibirá por habitante unos 7 mil 984 pesos en 2019, un incremento de 107.7 por ciento respecto a 2018).

En cambio, las demás entidades federativas de la región tendrán recortes importantes por este concepto, desde menos 9.5 por ciento hasta menos 54.5 por ciento.

INSUFICIENTE APOYO AL SUR

La región sur es la más rezagada en la obtención de recursos, informó el CIEP. Salvo los estados petroleros de Campeche y Tabasco, en la zona hay menores niveles de participaciones y dependen más de aportaciones. Sin embargo, los estados sureños se les asignaron mayores zonas prioritarias con el objetivo de disminuir la brecha regional.

En 2019 tendrá el mayor incremento en inversión pública y FAFEF. De esta manera también podrían disminuir la desigualdad y los niveles de pobreza en la región.

Del IEPS que se distribuye a los estados más pobres a través del Fondo de Compensación incrementará en la región en 8.2 por ciento en 2019 porque Tabasco se incorpora a la lista.

Tlaxcala será la entidad federativa que más recibirá por el Fondo de Compensación (387 pesos por habitante). Campeche y Tabasco, que son los estados que más recibirán de los fondos petroleros, tendrán un incremento superior a 9 por ciento por la extracción de hidrocarburos en 2019.

Oaxaca, Guerrero, Campeche y Tlaxcala recibirán más de 4mil 051 pesos por FONE por habitante. Estas entidades federativas junto con Tabasco recibirán más de mil 074 pesos por FASSA per cápita. En tanto, Chiapas, Guerrero y Oaxaca recibirán más de mil 903 pesos por FAIS por habitante en 2019.

El CIEP concluyó que en la distribución de recursos sigue habiendo estados más beneficiados que otros por las fórmulas existentes en la Ley de Coordinación Fiscal.

“La próxima Convención Nacional Hacendaria, programada para abril de 2019, podría promover nuevas fórmulas de distribución de recursos que impliquen mayor presión a las finanzas públicas de algunos estados si no optan por mayor recaudación local bajo el contexto de los altos niveles de pobreza que dificultan dicha tarea”, explicó.

A pesar de que el nuevo Gobierno federal intenta disminuir la brecha regional, la situación de las entidades federativas en 2019 cambiará ligeramente por el peso que tiene la Ley de Coordinación Fiscal en la distribución de recursos, destacó.

Fuente: sinembargo

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.