PLAYA DEL CARMEN, SOLIDARIDAD.- La deshonestidad de algunos sindicatos, que únicamente les interesa vender sus letreros a los desarrolladores, provoca que en las construcciones se ponga en riesgo la seguridad e integridad física de los trabajadores, aunado a la poca vigilancia que realiza la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, facultada para aplicar las normatividades de seguridad e higiene, denunció el secretario general del sindicato de la construcción en el municipio de Solidaridad, José Luis Briceño Ojeda.
El entrevistado indicó que hay movimiento en construcciones nuevas, medianas y pequeñas donde básicamente se emplea la mano de obra local, ya que en las grandes como son hoteles o desarrollos turísticos los contratistas traen gente de otros estados como de Tabasco, Chiapas y Yucatán con sueldos muy inferiores al costo de la vida en la ciudad.
Dijo que del total de las obras que se pueden notar en la ciudad, un 60 por ciento emplean a obreros locales, sobre todo que son de la industria inmobiliaria, es decir, edificios con departamentos, así como ampliaciones de casas en los fraccionamientos.
Apuntó que el desplazamiento de la mano de obra en las grandes construcciones es una situación que no se ha podido controlar aún porque en gran parte se pierde la esencia de los sindicatos por proteger al obrero; hoy sólo quieren el contrato colectivo, vender los letreros para su beneficio personal y que la gente que emplean llegue de otros lados, incluso bajo precarias condiciones laborales.
En ese mismo sentido, denunció que cada día aparecen otras organizaciones sindicales que no están apegadas a derecho, incluso sin tomas de nota ante Conciliación y Arbitraje, que únicamente venden dichos letreros por unos miles de pesos con sus siglas, afectando a los debidamente organizados, dejando a la deriva a los empleados porque la contratación la hace directamente el desarrollador.
Por último, agregó que precisamente al no haber un control entre sindicatos que nada más venden sus letreros, los desarrolladores o contratistas no brindan las mínimas medidas de seguridad e higiene, situación que le compete directamente supervisar a la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, obligación que parece nula en el municipio.

Fuente: Por Esto!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *