1429193280_098662_1429195524_noticia_normalEl futuro de dos óvulos fecundados de Sofía Vergara está en tela de juicio ahora que su exnovio, el empresario estadounidense Nick Loeb, ha presentado una demanda contra la actriz colombiana para evitar su destrucción. Según la revista In Touch, que ha conseguido los papeles de la demanda, Loeb, de 39 años, se querelló el pasado agosto con la estrella de Modern Family para salvar los dos óvulos in vitro y preservados criogénicamente. Estos son fruto de la fertilización de los óvulos de la actriz con el esperma de Loeb realizada unos seis meses antes de la separación de esta pareja en noviembre de 2013. La demanda, que ha vuelto a a ser presentada en abril, especifica que los embriones son parte de los intentos de esta pareja de concebir un hijo mediante una madre de alquiler, un proceso que nunca tuvo los resultados esperados. Según los documentos, la hoy expareja lo intentó en dos ocasiones sin ningún éxito.

Vergara, 42 años, es madre de un hijo, Manolo, de su primer matrimonio. La intérprete ha sido siempre muy abierta al comentar sus problemas para volver a ser madre de manera natural tras haber recibido demasiada radiación por un cáncer de tiroides que superó en 2000. Su relación junto a Loeb duró unos cuatro años con diferentes rupturas en este tiempo, aunque los embriones son fruto de ese momento en el que la pareja se había comprometido.

Ahora el empresario asegura que Vergara también abusó de él durante su relación, tanto física como verbalmente, llamándole “perdedor” y golpeándole en más de una ocasión. En la demanda, Loeb afirma que en una ocasión Vergara le tiró su teléfono a la cabeza.

Sofia Vergara y su actual novio Joe Manganiello

Sofia Vergara y su actual novio Joe Manganiello. / Jeff Kravitz/MTV1415 (FilmMagic)

Aunque existía un documento legal que solicitaba la destrucción de los embriones en caso de muerte de alguno de los donantes nunca se indicó qué hacer en caso de separación. “Jane insistió que en ese caso los embriones fueran descongelados sin más. John no estuvo de acuerdo con Jane y no quiso firmar esta parte del acuerdo”, señalan los documentos, donde los nombres de Sofía Vergara y Nick Loeb son sustituidos por los de Jane y John Doe, ambos apodos legales genéricos que se utilizan en EE UU para no proporcionar la verdadera identidad.

Loeb, republicano y que ha intentando varias veces sin éxito presentarse a las elecciones en Florida (EE UU), donde reside, asegura que sus convicciones morales le impiden permitir la destrucción de estos embriones ya que considera que la vida comienza con la fecundación. La actriz mejor pagada de la televisión durante los tres últimos años, se prometió las pasadas Navidades tras seis meses de relación con Joe Maganiello, actor de la serie True Blood. Vergara no ha ocultado su deseo de tener hijos a su lado utilizando una vez más la fertilización in vitro. Aunque en unas declaraciones a la prensa indicó que contar con un nuevo miembro en la familia sería “extraño” para su hijo, que ahora tiene 23 años, no le importaría intentarlo si eso hace feliz a su prometido.

El juez tendrá la última palabra sobre el futuro de estos embriones pero expertos legales consultados por la misma publicación indican que es improbable que Loeb pueda decidir sobre el futuro de estos óvulos fecundados sin el consentimiento de la actriz. Según los papeles legales, Vergara se ha negado “en todos los casos” a permitir la preservación de los embriones.

ELPAIS.COM

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *