TABASCO, MX.- Un sujeto, identificado como Fernando Velázquez (23 años), mató a puñaladas a tres mujeres e hirió de gravedad a una más, ayer en la colonia Casa Blanca de Villahermosa; una menor de cinco años atestiguó el hecho y estuvo a punto de ser raptada por el sádico, que resultó ser su propio padre.

Una de las desafortunadas mujeres era expareja de Fernando, con ella discutía cuando pasaron a los golpes y de pronto, el hombre sacó de entre sus ropas un cuchillo con el que la atacó sin ningún miramiento; entonces, una hermana gemela y una concuña de ambas, que se habían mantenido al margen, trataron de de detener el crimen, pero terminaron también muertas a cuchilladas.

Fue en ese momento cuando una joven de 14 años salió de su habitación y descubrió la escena, el hombre intentó atraparla, pero al mismo tiempo se asomó una empleada doméstica, la cual sí fue agredida; la joven se encerró nuevamente en su cuarto y gritó por la ventana en busca de auxilio.

Una vez que los vecinos escucharon los gritos de la joven y empezaron a acercarse a la vivienda, el asesino emprendió la huida a pie, sin llevarse a la menor; pero apenas recorrió unas calles y fue apresado por un policía preventivo.

El despiadado sujeto confesó su crimen: “Sí, yo maté a las gemelas. Tenía problemas con una de ellas que era mi mujer, actualmente estábamos separados”, declaró ante el agente del Ministerio Público.

Vestido de playera color negro, pantalón de mezclilla azul machado de sangre, y tenis azules, dijo que ayer a las 8:00 horas llegó al domicilio de su víctima, ubicado en el Callejón del Negro de la colonia Casa Blanca, en donde se dirigió hacia su hijita y la besó.

Luego intentó llevársela, razón por la cual inició una discusión con su expareja, dijo no recordar ‘muy bien’ los detalles del hecho, pero que no estaba alcoholizado ni drogado, solo enojado porque no lo dejaron llevarse a la pequeña.

Fernando Velázquez confesó también un crimen anterior, dijo que hace 8 meses participó en la muerte de un sujeto apuñalado en la zona del mercado Pino Suárez de la ciudad de Villahermosa; luego de ello se fue a Cancún en donde estuvo casi 7 meses y volvió solo para llevarse a su hija al costo que fuera, lo que desencadenó la masacre.

Fuente: Noticaribe.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *