Fueron once los establecimientos de comidas que suspendieron en la ciudad de Bacalar luego de los operativos que llevó a cabo la semana pasada la Coordinación de Protección Contra Riesgo Sanitario en la zona sur. Lo anterior lo dio a conocer el jefe de la Jurisdicción Sanitaria Numero Uno, Francisco Lara Uscanga, quien también comentó que los 11 establecimientos presentan irregularidades y no levantarán la medida hasta que corrijan las anomalías señaladas.
Como se recordará, la Cofepris en la zona sur del Estado y la Jurisdicción Sanitaria Numero Uno, iniciaron operativos la semana pasada, en todos los establecimientos con venta de comida en la ciudad de Bacalar, luego de que la madrugada del martes un menor de dos años falleció por infección con salmonella. También 12 personas resultaron con intoxicación alimentaria, presuntamente por comer pollo asado contaminado.
En este sentido, Lara Uscanga indicó que los operativos son con la finalidad de corroborar que los propietarios de esos giros apliquen las normas sanitarias y tengan su documentación al día.
Explicó que durante las verificaciones sanitarias a giros de alimentos como pollerías, restaurant-bar y otros que expenden alimentos se encontraron diversas irregularidades por lo que se procedió a la suspensión de actividades.
También resaltó que a los propietarios de estos establecimientos no se les levantará la medida hasta que corrijan las condiciones anómalas que dieron origen a su aplicación.
Explicó que estas verificaciones tienen por objetivo asegurar que los establecimientos cuenten con las condiciones de higiene y seguridad necesarias para garantizar la calidad e inocuidad de los productos alimenticios para consumo humano por lo que los propietarios y el personal deben tener conciencia de su responsabilidad desde la adquisición de los insumos que utilizan así como en el manejo, conservación y la preparación de los productos a fin de que sean aptos para su consumo.
Es importante decir que durante las inspecciones las autoridades revisan que el personal cuente con su tarjeta de salud y que las instalaciones generales del establecimiento se encuentren en buenas condiciones de mantenimiento para lo cual se verifica que techos, puertas, paredes, pisos, baños, cisternas, tinacos (u otros depósitos de agua) y mobiliario estén limpios.
Asimismo, los sanitarios deben contar con agua potable, papel higiénico, jabón o detergente, toallas desechables o secador de aire y recipiente para basura con bolsa y tapa oscilante o accionada por pedal, entre otros requisitos que marcan las normas sanitarias.
Entre otras acciones, también verifican que las áreas de producción o elaboración estén provistas de protección para evitar la entrada de lluvia y fauna nociva, que se utilicen equipos, utensilios y materiales limpios y resistentes a la corrosión, que cuenten con abastecimiento de agua potable e instalaciones apropiadas para su almacenamiento y distribución

FUENTE: POR ESTO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *