La fauna muere entre las llamas durante la quema

Chetumal, Q. Roo.- Los integrantes de la Sociedad Organizada de Socorristas (SOS) temen daños ecológicos y de salud pública irreversibles por quema de caña durante las temporadas de zafra en la ribera del río Hondo.

“Desde hace 40 años el ingenio azucarero de Quintana Roo, el San Rafael de Pucté, queman la caña antes de cortarla produciendo enormes daños al medio ambiente, la salud de las personas, pero principalmente la fauna silvestre, donde las especies mueren por miles durante cada zafra”, denunció Rene Misael Millán, representante de esta sociedad.

Dijo que aunque la afectación a la salud de la población es grave por el hollín que la quema de caña provoca; sin embargo, la fauna de la zona se ha visto afectada, toda vez que cada año se siembran cinco mil hectáreas en tierra nueva que obliga a la fauna a mudarse dentro de los cañales, donde casi siempre mueren quemados o asesinados.

Explicó que son pocos los productores que los llaman para atender la presencia de especies en los cañales, pues la mayoría le da muerte inmediatamente, además en la quema de caña, mueren millones de microorganismos, lombrices, gusanos y tuzas que viven al interior del suelo y que tienen una función que es la de oxigenarlo a través de los miles de conductos que ellos construyen y que sirven para que el agua se distribuya, llegue a la raíz de las plantas y no cause inundaciones.

En cada zafra, que dura alrededor de seis meses, se queman más de 30 mil hectáreas de caña, donde también mueren miles de ranas, sapos, mariposas, pájaros, abejas, culebras, conejos, y muchas otras especies no relacionadas como venados, tejones, tepezcuinte y zorros que quedan atrapados entre las llamas al estar en busca de alimento.

Explicó que la quema de la caña tiene otras incidencias sobre el medio ambiente, debido a que para el cultivo se utilizan miles de toneladas de químicos a fin de aumentar la producción.

Dicho cultivo permanente va esterilizando la tierra y cada día se requieren mayores cantidades de esos insumos agrícolas, los cuales al mezclarse con el suelo, el agua y la energía del sol producen el óxido nitroso uno de los mayores contaminantes de la capa atmosférica y productores de la lluvia ácida.

“Nadie se atreve a realizar estudios acerca de los efectos de la zafra y la contaminación, así como enfermedades en las vías respiratorias de niños y adultos mayores de la zona, porque temen represalias del sector cañicultor que genera cerca de mil millones de pesos al año”, finalizó.

Fuente: SIPSE

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.