SANTA MARIA PONIENTE, FELIPE CARRILLO PUERTO.- Oídos sordos de parte de las autoridades municipales y estatales, además de funcionarios de la Secretaría de Infraestructura y Transportes (Sintra) y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) es lo que refleja las demandas de los habitantes de las comunidades de la zona poniente del municipio ante el peligro que representa un puente a punto de desplomarse. “No esperen que suceda una tragedia para que puedan actuar”, mencionaron los vecinos de esta región que a diario utilizan este camino para trasladarse a sus milpas o parcelas o en su caso para acudir a otras localidades.
Los habitantes de la comunidad de Santa María Poniente exponen la necesidad de la construcción de un nuevo puente para evitar algún accidente que se pudiera lamentar, ya que actualmente este tramo carretero que conduce al poblado de Naranjal Poniente se encuentra muy deteriorado, al grado de que podría desplomarse en cualquier momento.
Tal como refiere don Idelfonso N, oriundo de la comunidad de Santa María Poniente, quien se encontraba de regreso de su milpa tras varias jornadas de trabajo, e incluso portaba su escopeta, en lengua maya comentó que desde la última temporada de lluvias, al registrarse la corriente de agua que corrió bajo el puente vino a humedecer la estructura y el material blanco, lo que provocó que se inclinara para generar un desnivel en la carretera.
La fuente señaló que este problema se ha manifestado a las autoridades, tanto municipales que encabeza la presidente municipal Paoly Perera Maldonado, del estado, así como funcionarios de las dependencias que tienen la responsabilidad de mantener en buenas condiciones las vías estatales, como la Sintra y la SCT. Pero desafortunadamente sólo dicen que lo van a reparar y no dicen cuando, mientras tanto el peligro para quienes utilizan el tramo es latente.
Siguió diciendo “varios vehículos han pasado de salirse de la carretera, cuando en forma repentina llegan a la altura de este puente y se topan con un desnivel de más de un metro, y literalmente las unidades salen volando hasta caer sobre el pavimento, o en su caso, cuando tratan de subir el tramo dañado, se golpean los vehículos con el riesgo de dañarse o en su caso salirse de la cinta de rodamiento”.
Los vecinos de Santa María Poniente saben de este problema, se encuentran molestos porque hasta el momento no han sido escuchados por las autoridades de los tres niveles de gobierno; se sienten desprotegidos, y la gran mayoría de los vecinos inconformes tienen ese temor de hablar sobre lo que sucede en su localidad.

Fuente: Por Esto!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *