171115c2b458505medLos males respiratorios y los gastrointestinales pueden ser prevenidos con estas recomendaciones.

Cancún, Q. Roo.- El mal tiempo y las lluviasquebrantan la salud de los grupos más vulnerables de la población, especialmente los niños y las personas mayores.

El descenso de la temperatura combinada con la persistente humedad incrementan los casos de enfermedades respiratorias, mientras que la presencia de encharcamientos contribuye a empeorar los padecimientos gastrointestinales, informa el portal web salud180.com.

Según el doctor Pedro Ramos Rocha, de la Dirección de Apoyo en Contingencias y Desastres de la Coordinación de Vigilancia Epidemiológica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), los niños están más expuestos a los cambios climatológicos que provocan enfermedades digestivas de origen infeccioso o parasitario, como la amebiasis.

Asimismo, la población infantil es la más propensa a padecer infecciones por manos contaminadas.

Hasta 80% de las enfermedades estomacales y de piel se presentan por falta de higiene. A nivel mundial, cada año fallecen tres y medio millones de infantes por males respiratorios y gastrointestinales.

Presentes también están los padecimientos en vías respiratorias, que afectan principalmente a niños y ancianos.

Este tipo de enfermedades constituyen la primera causa de morbilidad en el país, así como una de las primeras causas de mortalidad en menores de cinco años por infecciones respiratorias agudas, tales  como la gripe común, sinusitis, faringitis, amigdalitis o laringitis, pulmonía y bronconeumonía.

La mayoría de estas enfermedades se complican cuando no se atienden a tiempo, así que un resfriado común puede convertirse en neumonía.

Medidas preventivas

  • Incrementar consumo de vitamina A, E y C: la vitamina A se encuentra en frutas, vegetales de hojas verdes y amarillas, hígado, huevos y carne; la vitamina E está en la leche materna, germen de cereales, yema de huevo, avena y en legumbres de hojas verdes; la vitamina C se encuentra en la guayaba, chile poblano, perejil, coliflor, mandarina, naranja, toronja y hojuelas de maíz
  • No asistir a lugares concurridos
  • Lavarse las manos constantemente
  • Cambiarse de inmediato la ropa mojada o húmeda
  • Tomar líquidos abundantemente.

En el caso de las enfermedades gastrointestinales, se recomienda:

  • Evitar consumir alimentos enlatados que hayan estado en contacto con agua contaminada
  • Lavarse las manos antes de ingerir los alimentos
  • Evitar comer alimentos crudos.

Lo más importante es evitar la automedicación, porque algunos síntomas suelen confundirse con otras patologías que complicarían su estado de salud.

Fuente: SIPSE

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *