“Los migrantes que buscan asilo deberán presentarse en un punto de ingreso”, dijo Trump a periodistas en la Casa Blanca. “Aquellos que decidan violar las leyes e ingresar de forma ilegal no podrán acceder a los reclamos para obtener la admisión automática a nuestro país”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el jueves que está finalizando un plan que indicaría que los inmigrantes que buscan asilo en su país tengan que acercarse a un puerto de entrada legal, impulsando una línea dura en inmigración antes de las elecciones legislativas de la próxima semana.

No está claro si el plan logrará ser aprobado. La Ley de Inmigración y Nacionalidad establece que cualquier inmigrante en Estados Unidos puede solicitar asilo, independientemente de si ingresó al país a través de un puerto de entrada designado.

“Los migrantes que buscan asilo tendrán que presentarse legalmente en un puerto de entrada”, dijo Trump a los periodistas en la Casa Blanca, y agregó que emitirá un decreto sobre inmigración la próxima semana.

“Aquellos que elijan quebrantar nuestras leyes e ingresar ilegalmente ya no podrán usar reclamos sin mérito para obtener la admisión automática en nuestro país”, agregó.

Trump ha hecho de la inmigración ilegal su enfoque principal en los días previos a las elecciones legislativas de mitad de mandato del 6 de noviembre, que determinarán si sus correligionarios republicanos mantienen el control del Congreso.

En los últimos días, Trump ha intentado presentar como una amenaza para Estados Unidos a un gran grupo de migrantes procedentes de Centroamérica que han huido de la pobreza y la violencia en sus países y está atravesando México en camino a la frontera estadounidense.

“Estas caravanas ilegales no serán permitidas en Estados Unidos y deberían dar la vuelta ahora”, declaró Trump. “Estamos deteniendo a la gente en la frontera. Esto es una invasión”, agregó.

El mandatario dijo el miércoles que Estados Unidos podría enviar hasta 15,000 soldados a la frontera para confrontar a la caravana de migrantes, más del doble de la cifra inicialmente ofrecida por funcionarios de defensa.

También en el asunto migratorio, Trump afirmó esta semana que intentará acabar con el derecho a la ciudadanía estadounidense para los niños nacidos en el país de padres sin ciudadanía o inmigrantes ilegales, asegurando que aprobará una orden ejecutiva al respecto.

Fuente: El Economista.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *