Un rastro de sangre en las escaleras del edificio F, huellas de golpes en las puertas de los departamentos 303 y 304, así como un ambiente de temor entre los vecinos, se percibió la mañana de este martes en el fraccionamiento Paseos del Mar, un día después del intenso operativo de rescate de Valeria, la estudiante universitaria que permaneció secuestrada en ese lugar, por quien fue solicitado el pago de dos millones de pesos a cambio de su vida.

En medio del éxito de los agentes ministeriales, quienes consiguieron la liberación de la joven secuestrada, surgió un grave señalamiento, cuando uno de los vecinos relató que los elementos se metieron a su hogar y uno de éstos le robó 14 mil pesos que tenía ahorrados.

En tanto, algunas cintas amarillas del acordonamiento que realizaron las corporaciones policíacas permanecen en los pasillos, alrededor del edificio F, donde agentes ministeriales sostuvieron una balacera la noche del lunes con cuatro presuntos secuestradores y uno de éstos resultó lesionado.

De hecho, en la entrada de los departamentos 303 y 304, los cuales se encuentran uno frente al otro, inicia un rastro de sangre que sigue por las escaleras hasta la planta baja, donde quedó una mancha de sangre a un costado del edificio F, como evidencia del movimiento que realizaron los agentes de la Policía Ministerial para bajar a uno de los secuestradores que fue sometido a balazos.

En medio de la balacera, los sujetos armados se atrincheraron en la azotea del edificio de tres niveles, ubicado a un costado de la avenida Isla Haití, entre las calles Isla Mauricio e Isla Camores, donde hubo momentos de alarma entre los vecinos, quienes escucharon múltiples disparos y vieron como los policías apuntaban sus armas hacia lo alto del edificio F.

“Nosotros estuvimos en el piso, cuando escuchamos los primeros disparos…nos asustamos”, reconoció un vecino, quien estaba con su esposa, su hija de seis años y un hijo mayor de edad, en el interior de su vivienda.

La escena de la balacera y del rescate de la estudiante de la Universidad La Salle, se encuentra en la Supermanzana 251, Manzana 93, Lote 2, en el edificio F, en dos de los cuatro departamentos que se encuentran en el tercer nivel, los cuales eran ocupados por los presuntos integrantes de una banda de secuestradores.

Los vecinos no quisieron hacer comentarios de los movimientos que se registraban en los departamentos 303 y 304, los cuales lucen cintas amarillas en la puerta de entrada, como señal del aseguramiento de las autoridades. En uno de estos inmuebles, vivía aparentemente una pareja y en el otro, varios jóvenes que consumían bebidas embriagantes con frecuencia.

Fuente: Noticaribe

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *