Politólogos consultados por Verne indican que el anuncio no es ilegal, pero es una estrategia que apela al miedo de los electores.

“Imagina un día sin atención médica para ti y tu familia, un día sin desayunos escolares para los niños más necesitados, sin créditos y apoyos para la vivienda”, se escucha decir a un narrador en un spot del Partido Revolucionario Institucional, mientras los médicos en un hospital y los alimentos de un comedor escolar se esfuman.

Posteriormente el mensaje habla de créditos y apoyos a la vivienda, así como de educación gratuita. Las casas y maestros también desaparecen. “A veces no valoramos lo que tenemos, sin pensar que un día podemos perderlo o nos lo pueden desaparecer”, continúa el narrador. “Hemos construído las instituciones que hoy nos protegen y nos benefician a todos. En el PRI apostamos al futuro, piénsalo”, concluye.

Este mensaje está disponible en el portal de pautas para medios de comunicacióndel Comité de Radio y Televisión del Instituto Nacional Electoral y se transmite en radio y televisión nacional desde el pasado 12 de febrero. El contenido ha causado fuertes debates en redes sociales por un supuesto condicionamiento de los programas o asistencias sociales que se dan desde el Gobierno.

El cineasta Alfonso Cuarón, la politóloga Denisse Dresser y miembros de la academia fueron algunas de las voces críticas que señalaron que en este anuncio se maneja un mensaje que condiciona el voto de los ciudadanos.

José Fernández Santillán, politólogo del Tecnológico de Monterrey campus Ciudad de México, dice a Verne que el mensaje no contraviene a las leyes electorales al no hacer alusión a programas, pero maneja un discurso de miedo. “Lo que hacen este tipo de spots es jugar con las emociones, en este caso, asustando a la población”, dice vía telefónica. “Lo que se debe hacer para impulsar la democracia no es jugar con las emociones sino crear más debates y reducir los spots. En eso tienen mucha culpa los legisladores y autoridades electorales que permiten este tipo de juegos perversos”.

Para Fernando Dworak, analista en temas políticos y electorales, el mensaje del PRI forma parte de una táctica que consiste en ser negativo, pero no amenaza por votos. “Es un mensaje desastroso que da el partido dando a entender que un candidato opositor desaparecería los apoyos que ya existen”, comenta.

Fernández indica que el Revolucionario Institucional, desde 1946 (cuando obtuvo este nombre después de ser el Partido Nacional Revolucionario), fomentó la creación de instituciones de salud, educación y varias reformas sociales prometidas en el periodo de la revolución. “A eso se refiere cuando habla de las instituciones, pero hay que recordar que fueron los propios miembros del PRI los que han también terminado con muchas de esas instituciones”, dice.

La Fiscalía Especializada en Delitos Electorales establece que ninguna persona, sea funcionario o miembro de un partido político, puede condicionar la entrega de apoyos o acceso a programas de asistencia social a cambio de votos. Por otro lado, la Ley General de Desarrollo Social indica que todos los anuncios dedicados a la publicidad de programas de desarrollo deben indicar expresamente que no están ligados a ningún partido político.

Fuente: El País.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *