El conductor del Ferrari, en presunto estado de ebriedad, iba a una velocidad de 230 kilómetros por hora, cuando el límite de la vialidad es de 110.

De acuerdo con testigos del accidente, escoltas sacaron del vehículo al conductor y se marcharon del lugar, dejando a las dos jóvenes adentro cuando este comenzó a incendiarse.

Ciudad de México.- El Ferrari rojo rugía por la Autopista del Sol, que une Ciudad de México y Acapulco, a más de 230 kilómetros por hora. La emoción y adrenalina invadía al conductor y las pasajeras del lujoso vehículo.

De repente el conductor pierde el control y choca contra un muro de contención de la carretera, rebota de manera violenta y se estrella contra un autobús. El auto se incendia y el hombre malherido alcanza escapar pero deja a los dos mujeres dentro, quienes sufren quemaduras en el 90 por ciento de su cuerpo.

Las mujeres son socorridas y llevadas a un hospital. Allí son identificadas como Dayana Sánchez García, de 22 años, y Zaira Tatiana García Guzmán, de 29. Ambas oriundas de Medellín, Colombia.

Dayana fallece 24 horas después del accidente; Zaira, 48 horas después, como consecuencia de las quemaduras de segundo y tercer grado.

El jueves las madres de las jóvenes reconocieron los cuerpos y se negaron a dar declaraciones a los medios mexicanos, donde la noticia fue ampliamente difundida.

El conductor fue identificado como Iván Borbolla, quien probaba el Ferrari 458 Spider, con placas (PYU-57-55) del estado de Morelos, que iba ser comprado por un amigo, identificado como Elvis N, por una cifra cercana a los 300 mil dólares.

Iván fue rescatado del lugar del accidente por los los escoltas de Elvis, quienes se transportaban en un BMW que iba detrás del Ferrari. Vehículo quedó reducido a cenizas.

El conductor fue encontrado por las autoridades en un hospital de Morelos donde se recuperaba de las heridas y será acusado del delito de homicidio culposo por tránsito de vehículos.

Tras este lamentable accidente, usuarios recordaron el ocurrido el 31 de marzo del 2016, donde cuatro personas murieron tras impactar su automóvil a 200 kilómetros por hora contra un farol del famoso Paseo de la Reforma de la Ciudad de México, informó el gobierno local.

El exceso de velocidad provocó que un automóvil BMW blanco se partiera a la mitad tras el impacto registrado a las 3:30 hora local, lo cual provocó la muerte de cuatro de los cinco pasajeros tras salir proyectados hacia el pavimento, según el reporte de la policía.

Las víctimas mortales son dos mujeres y dos hombres de entre 25 y 30 años de edad, señaló por su parte la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

El primeros de marzo pasado, a las 21:33 horas , Roberto Nájera posteó en su cuenta de Facebook la frase: “aquí, a punto de morir…” y debajo de la frase una charola con al menos seis shots de tequila, y una hora y media después junto con una amiga y un amigo chocaron de frente contra un edificio en construcción y perecieron minutos después. Una cuarta amiga resultó gravemente herida.

De acuerdo con fotos subidas a la cuenta social, los amigos estuvieron en el bar Sayulita.

El mortal accidente que, según las primeras investigaciones ocurrió debido al exceso de velocidad, se registró alrededor de las 23:00 horas del miércoles, cuando la conductora Alin Estefanía Elizalde Rodríguez, de 25 años perdió el control del vehículo.

Los amigos viajaban por el bulevar José Musa de León a bordo de un auto Nissan March, el cual impactaron contra un edificio en construcción.

Fuente: Sin Embargo.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *