Carlos Salinas de Gortari, el ex Presidente de México más controvertido de la Historia moderna, hace uso de la pensión vitalicia que le paga el Estado mexicano de manera peculiar. Aunque renunció al monto en efectivo del beneficio, mantiene a su disposición una nómina de once colaboradores. Pilar de la tecnocracia, afanoso en borrar sus culpas de la debacle financiera de diciembre de 1994 y los asesinatos de Luis Donaldo Colosio y Francisco Ruiz Massieu, sus trabajadores -pagados por el erario mexicano- no son, precisamente, estrategas o asesores.

Entre ellos está un mesero, un supervisor de alimentos, un valet, un mensajero, dos contadores públicos y varios técnicos de mantenimiento de inmuebles. Se trata de un equipo que tiene como nivel de escolaridad promedio el Bachillerato y algunos de sus miembros sólo tienen la Secundaria. Son, en su mayoría, antiguos conocidos. Han estado con Salinas desde 1982, cuando este fue titular de la extinta Secretaría de Programación y Presupuesto. Le han colaborado a lo largo de su ajetreada ex Presidencia en la que se declaró en huelga de hambre y se exilió en varios países. Este 2018 ganarán en conjunto 3.2 millones de pesos.

Ciudad de México.- Unos 80 millones de mexicanos no habían cumplido la mayoría de edad, o de plano no habían nacido, cuando en 1994 ocurrió una de las mayores hecatombes financieras en México. Ese mismo año, el candidato del Partido Revolucionario Institucional, Luis Donaldo Colosio Murrieta fue asesinado en la colonia Lomas Taurinas de Tijuana.

Para zafarse de toda culpa, Carlos Salinas de Gortari, quien concluía su mandato, ha escrito unas cinco mil páginas entre libros, alegatos, advertencias y acusaciones. Cuando brinda conferencias o entrevistas, no desperdicia ni un minuto para insistir en que su personaje ha sido incomprendido y siempre se dice víctima de la fabricación de estereotipos. Así, es el ex Jefe del Ejecutivo más polémico de la Historia moderna de México.

El hombre que gobernó México de 1988 a 1994 hace uso de la pensión vitalicia que le brinda el Estado de forma peculiar. Al monto en efectivo de 205 mil pesos, renunció; pero ha mantenido una nómina de once trabajadores que no son precisamente estrategas o asesores que le ayuden a lavar su imagen.

Los colaboradores de Salinas de Gortari tienen funciones de selección de alimentos, labores de mesero, de técnico de mantenimiento y entre ellos está el valet de cuando fue candidato en las elecciones presidenciales de 1988. Ante la Función Pública están registrados como Director, Subdirectores y Jefes de área. Tienen sueldos mensuales de 87 mil 312 pesos, 41 mil 208 pesos o 19 mil 287. Se trata de un equipo de trabajo que tiene como nivel de escolaridad promedio el Bachillerato y los hay sólo con la Secundaria.

A lo largo de la vida de Salinas, quien vivió en un autoexilio en varios países, este personal ha cuidado sus alimentos o sus traslados, sus bienes, su mensajería y hasta su seguridad, según la respuesta que dio la Presidencia de la República a SinEmbargo, las declaraciones patrimoniales de cada uno de estos servidores públicos, así como los datos abiertos en el Portal de Obligaciones y Transparencia.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF), en la revisión de la Cuenta Pública 2009, recomendó a la Presidencia de la República que impusiera el cumplimiento de ciertos requisitos profesionales para ese personal. Ha pasado casi una década desde entonces y ello no cambió.

Este año, la oficina de Salinas de Gortari le costará a los mexicanos tres millones 284 mil 102 pesos con 76 centavos. Este dinero gastado en apoyar al ex Primer Mandatario equivale a lo que invirtió la Procuraduría General de la República en 2017 en la contratación de servicios profesionales de apoyo a las diligencias y trabajos administrativos por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero.

CAMINO SALINISTA: SPP, PRI, LOS PINOS Y LUEGO, EL EXILIO

La Secretaría de Programación y Presupuesto fue una dependencia de Estado creada en 1977 por el entonces Presidente José López Portillo (1976-1982). Cuando la anunció, el entonces Jefe del Ejecutivo dijo que con ella se haría “más oportuna y eficaz la intervención del Estado en materia económica”. Cinco años después, el despacho lo ocupó un joven Carlos Salinas de Gortari, Licenciado en Economía por la Universidad Nacional Autónoma de México, con 34 años de edad. La SPP fue centro de pugnas políticas, desacuerdos de grupos, conflictos y polémicas. Y los enconos no eran por la disputa de un proyecto de Nación. Con un cúmulo de facultades (puede decirse que en ella se concentraba lo que hoy es la Secretaría de Hacienda, la extinta Secretaría de Comercio y Fomento Industrial y la Secretaría de Desarrollo Social) era el ring donde se enfrentaban quienes aspiraban a ser Presidente.

En 1987 el llamado “dedazo” (esa regla no escrita en la que el Presidente nombraba al candidato del PRI quien ganaba las elecciones de manera apabullante) benefició a quien ocupaba la silla principal de la SPP; es decir, a Carlos Salinas de Gortari. Ese año, arrancó una campaña en la que recorrió todo el país. Y en 1988, en la primera elección impugnada de la Historia, se convirtió en Presidente de México.

Juan Flores Neria conoció a Salinas de Gortari en la SPP. Ahí, de 1982 a 1987, fue su asistente. Luego, durante la campaña, se convirtió en coordinador de Logística. Desde 1995, es Subdirector de área con tareas en áreas técnicas que ningún dato público especifica. Gana 41 mil 208 pesos con 44 centavos y como máximo grado de estudios tiene el Bachillerato.

Otro colaborador que permanece con Carlos Salinas desde los tiempos de la SPP es Armando Rojas Yáñez. De 1987 a 1988 fue analista en la Dirección General de la dependencia. Luego, ya Salinas Presidente, subió a Jefe de Departamento en la Dirección General de Administración en la Presidencia de la República de 1988 a 1994. Desde 1995, trabaja en la oficina del ex Presidente como pagador habilitado (figura en cuya responsabilidad quedan pagos de salarios o créditos). Su salario es de 27 mil 82 pesos con 50 centavos y su nivel de estudios es una carrera técnica en Contaduría privada.

De 1980 a 1982, Julián Ramírez Rodríguez fue mensajero en el PRI. Luego, mientras Salinas ocupó la silla principal de la SPP se encargó de su seguridad. Durante la campaña de 1988 fue su valet. Y de 1988 a 1994 fue jefe de departamento en Los Pinos en la supervisión de personal. Su grado máximo de estudios es la Secundaria y percibe percibe 19 mil 287 pesos con 93 centavos. (Dado que la labor de supervisión de personal no es específica, en este perfil se consideró el trabajo de valet que es el último que arroja su currículum vitae en la declaración patrimonial).

Francisco Salome Ibarra Gutiérrez también trabajó en la SPP de 1984 a 1988 como técnico de mantenimiento en la oficina de Carlos Salinas de Gortari. Hoy es su Jefe de mantenimiento en la Conservación y mantenimiento de propiedades privadas. Como grado máximo de sus estudios tiene una boleta de una carrera técnica en Comercio en la Academia Hidalgo. Tiene estudios de Comercio en una academia.

María de Lourdes Lasso de la Vega Sánchez también conoció a Salinas en la SPP donde trabajó de 1985 a 1988 como Secretaria de Proyectos en la Coordinación de Voluntarios en Comunidades. De 1989 a 1994, en la Presidencia, fue jefa de departamento en la Coordinación de la Residencia Miguel Alemán. Desde 1995, administra los bienes materiales de la oficina del ex Presidente. Es Licenciada en Turismo por el Instituto Politécnico Nacional. Gana 19 mil pesos 287 con 93 centavos.

LA DIRECTORA DE LA OFICINA DE SALINAS FUE SECRETARIA DE JOSÉ CÓRDOBA

Miriam Josefina Tato Palma fue secretaria particular de José Córdoba Montoya, el Jefe de la Oficina de la Presidencia mientras Salinas de Gortari gobernó y quien fue considerado el hombre clave del sexenio. Ella dirige hoy al personal que la Presidencia de la República le paga al ex Mandatario con un sueldo bruto de 87 mil 312 pesos con 81 centavos.

Córdoba Montoya supo ser el hombre detrás del Hombre. Durante el Gobierno salinista, apareció pocas veces y no brindó entrevistas. Pero no había Secretario de Estado que no sometiera sus decisiones a su consejería. Desde esa posición discretísima, influyó en el diseño de la política económica y social de México. Así, silencioso y fantasmal, se desvinculó en apariencia de la política mexicana después de que el candidato del PRI, Luis Donaldo Colosio fuera asesinado en la colonia Lomas Taurinas de Tijuana, el 23 de marzo de 1994.

Josefina Tato Palma fue su secretaria mientras todo ello ocurría dentro de la casona de Los Pinos.

De hecho, fue llamada a declarar en el caso Colosio. Según consta en el tomo IV del Informe del homicidio, Tato Palma dijo ante el fiscal (Raúl González Pérez, cuarto y último en el caso) que no recordaba si el doctor Córdoba Montoya había llamado a Luis Donaldo Colosio el 23 de marzo de 1994 (día del homicidio). Dijo también que su jefe y el candidato tuvieron buena relación, lo que ella infería dadas sus reuniones frecuentes.

La ex Presidencia de Carlos Salinas no inició bien para él. Habían transcurrido 18 días de haber sacado sus efectos personales de Los Pinos y México se hundió por una devaluación del peso. Ernesto Zedillo Ponce de León quien lo sucedió en la Presidencia, justificó la debacle por la mala administración salinista y el ansia de ingresar al primer mundo.

El 2 de marzo de 1995, Carlos Salinas de Gortari anunció que haría algo inédito para un ex Mandatario mexicano: anunciaba una huelga de hambre para rescatar su honor. Córdoba Montoya ya no estaba con él; pero sí quien fuera su asistente personal durante seis años, Miriam Josefina Tato Palma, la misma que hoy dirige a su personal de apoyo.

LOS PINOS

Lorenzo Mejía Carpintero supervisa los alimentos de Carlos Salinas de Gortari desde 1989; es decir, desde el primer año como Presidente. Su nivel de escolaridad es el Bachillerato que cursó en el sistema abierto. Hoy, en la jerarquía de su oficina es Subdirector y, como en el pasado, se encarga de los alimentos con un sueldo de 41 mil 208 pesos con 44 centavos.

En 1994, el año en que el Ejército Zapatista de Liberación Nacional le declaró la guerra al Estado mexicano y el candidato del PRI, Luis Donaldo Colosio, fue asesinado, a Los Pinos se incorporó José Pascual Ramírez Pomposo. Hoy continúa con el ex Presidente. Su grado máximo de estudios es la Secundaria y trabaja como mesero (dependiente de comedor). Su currículum arroja que en toda su vida sólo ha trabajado para Carlos Salinas de Gortari.

Sólo hay dos perfiles que ingresaron a la oficina salinista en los años recientes. Juan Joel Gómez Rosas se incorporó en 2015. Tiene la Licenciatura cursada en la Facultad de Estudios Superiores de Acatlán en Relaciones Internacionales, fue Jefe de Departamento en la Sedesol de 2014 a 2016, fue Secretario auxiliar de la Secretaria General de 1998 a 1999 en el PRI. Su declaración patrimonial ante la Función Pública no especifica cuál es su función. Se indica que está adscrito en la Coordinación General de Administración.

Otro trabajador de Salinas es Eduardo Núñez Torres con la Secundaria como nivel de escolaridad. De 1983 a 1999, fue sobrestante general A en la Administración Pública al Departamento del Distrito Federal. De 1988 a 1994 fue coordinador técnico ejecutivo de servicios en el DIF y luego, de 1999 a 2001 analista “d” en la Dirección General en el IMSS. Administra bienes materiales en la Oficina del ex Presidente desde septiembre de 2012.

Y está también Víctor Ramón Cedillo Cabrera, con el Bachillerato por el CCH Azcapotzalco se desempeñó de 1990 a 2012 en el archivo de la Clínica familia de Satélite Naucalpan. En la Oficina del ex Presidente administra bienes materiales con un sueldo de 27 mil 82 pesos.

LA OFICINA DE SALINAS

Miriam Josefina Tato Palma

Es Directora general adjunta. Sus funciones principales son las auditorías, la supervisión y el manejo de los recursos humanos. Tiene Licenciatura y gana 87 mil 312 pesos con 81 centavos. Usa un equipo celular con un máximo mensual de gasto de mil 850 pesos.

Lorenzo Mejía Carpintero

Es Director general adjunto. Sus función es la supervisión en el área de alimentos. Tiene el Bachillerato y gana 41 mil 208 pesos con 44 centavos. Usa un equipo de celular con gasto máximo de mil 850 pesos.

Juan Flores Neria

Es Subdirector de área. Se dedica a las áreas técnicas, pero en su declaración patrimonial no las especifica. Cuenta con el Bachillerato. Gana 41 mil 208 pesos con 44 centavos.

Juan Joel Gómez Rosas

Es Subdirector de área. Sus labores están en la opacidad. Tiene la Licenciatura cursada. Gana 27 mil 87 pesos con 50 centavos.

Eduardo Núñez Torres

Es Subdirector de área. Administra los bienes materiales. Tiene la Secundaria. Su percepción es de 27 mil 82 pesos con 50 centavos.

Víctor Ramón Cedillo Cabrera

Es Subdirector de área. Administra bienes materiales. Concluyó el Bachillerato. Gana 27 mil 82 pesos con 50 centavos.

Armando Rojas Yáñez

Es Subdirector de área. Su labor es de supervisión y pagador habilitado. Es Técnico en Contaduría privada. Gana 27 mil 82 pesos con 50 centavos.

María de Lourdes Lasso de la Vega Sánchez

Es Jefa de Departamento. En su declaración patrimonial indica que se dedica a las áreas técnicas, pero no especifica a qué. Tiene la Licenciatura. Gana 19 mil 287 pesos con 93 centavos.

Francisco Salome Ibarra Gutiérrez

Es Jefa de Departamento. Se encarga del mantenimiento en la conservación de propiedades privadas. Tiene Cursos en Comercio en academia. Su salario es de 19 mil 287 pesos con 93 centavos.

José Pascual Ramírez Pomposo

Es Jefe de Departamento. Se dedica a las áreas técnicas, pero no especifica a cuáles en su declaración patrimonial. Tiene la Secundaria. Gana 19 mil 287 pesos con 93 centavos.

Julián Ramírez Rodríguez

Es Jefe de Departamento. Su labor es de supervisión. Tiene la Secundaria. Gana en la oficina de Salinas. 19 mil 287 pesos con 93 centavos.

Fuente: Sinembargo.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *