Mark Kelly se quedó en la Tierra. Scott Kelly viajó a la ISS por un año. ¿El resultado? Un cambio en su estructura genética idéntica

Una de las características que distingue a los gemelos de las demás personas es que comparten el mismo ADN. Pero, después de un viaje al espacio, puede que esta cualidad ya no sea idéntica… o al menos eso les pasó a Mark Kelly y Scott Kelly, astronautas de la NASA.

En una misión de 340 días, Mark Kelly permaneció en la Tierra y Scott Kelly estuvo en la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés); la NASA se encargó desde 2017, de estudiar los cambios genéticos en los gemelos con el objetivo de entender si los vuelos espaciales modifican el cuerpo humano a nivel molecular.

En un comunicado de la NASA con los resultados preliminares del estudio, la agencia espacial de Estados Unidos mencionó que, fundamentalmente, el ADN de los gemelos no sufrió grandes cambios; sin embargo, la expresión génica -que se refiere a cómo el cuerpo reacciona al ambiente en el que se encuentra- fue la que sufrió modificaciones.

Según la NASA y su investigación llamada ‘Twins Study’, los cambios fueron mínimos: una variación de 7 por ciento en la expresión génica, lo que afectó al sistema inmunológico, ADN e incluso la formación de huesos (Scott creció unos centímetros más que su hermano Mark).

La disminución de la gravedad en la ISS y el reajuste del cuerpo a las condiciones de la Tierra al regreso de Scott Kelly fueron algunas de las causantes de estas modificaciones moleculares. El estudio con las conclusiones completas será publicado en el verano de 2018.

Fuente: EL FINANCIERO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *