El captor, que ya está detenido, se hizo pasar por un chico de su edad hasta ganarse su confianza. La Policía lo arrestó cuando pretendía huir con la menor

Una niña de 13 años ha estado raptada en Madrid 24 horas por un hombre de 39 años que consiguió embaucarla y seducirla a través de las redes sociales. La joven conoció a su raptor, ya detenido, hace cinco meses por Internet. Entablaron conversación hasta que él se ganó su confianza y «le comió la cabeza» para conseguir quedar con ella. Algo que hizo el pasado sábado. Se encontraron cerca de una boca de Metro, donde tenía aparcado su coche. En el momento en que la niña se montó en el vehículo, le vendó los ojos para que no reconociese el trayecto hasta su domicilio. Directamente, la llevó a su casa. Al llegar al garaje, le destapó los ojos.

La madre denunció su desaparición a las 19.00 horas en la comisaría de Puente de Vallecas. Al revisar sus cosas, encuentra chats de «índole sexual» en la videoconsola de la menor, han confirmado fuentes policiales. Agobiada, lo pone en conocimiento de los agentes.

Según el relato de la madre de la víctima, el captor le dijo que no tuviera miedo. Antes de subir a la vivienda, pararon en un establecimiento cercano a comprar chucherías y en un frutería para comprar «dos manzanas verdes, dos rojas, dos peras y un cartón de leche». «Suben al piso y allí la desgracia», asegura la madre a Telemadrid.

Al principio, el captor se hizo pasar por un chico de 17 años. Poco a poco, fue aumentando su edad. A los dos meses de conocerse, el hombre ya le dice que tiene 26 y, finalmente, la edad verdadera. «En esos cinco meses la estuvo aislando de la familia, de las redes sociales. Ella jugaba con sus primos, con amigos de toda la vida hasta que se quedaron ellos dos solos», indica la madre.

Por otra parte, ayer, a las 15.00 horas, la Policía recibió la llamada de otra mujer. Su marido, español de origen venezolano, no contestaba al teléfono. Cuando por fin atiende su llamada, solamente le dice antes de colgar: «Tengo un problema muy gordo». La mujer, muy asustada y sin saber qué ocurre, dice a los agentes los lugares que su pareja suele frecuentar.

La Policía Nacional lo detuvo ayer, 20 minutos después de que se produjese la llamada de la mujer, en un parking público del distrito de Retiro cuando pretendía huir con la menor. Se le acusa de un presunto delito de agresión sexual y otro de detención ilegal. «Él intuye que los agentes le siguen el rastro. Cuando la policía interviene, están los dos tumbados en la parte trasera del coche, intentando esconderse», afirma la madre de la menor. En ese momento, la niña, que tenía las manos atadas, al escuchar los coches pastrulla se incorpora para que los agentes puedan verla. «Ella tiene mucho miedo, porque él incluso la amenaza con matarnos a nosotros y a ella», asevera la madre: «Me temí lo peor, la daba por muerta». Afortunadamente, la niña ya se encuentra, «muy nerviosa y aturdida», de vuelta en casa con sus padres, que han pasado las 24 peores horas de su vida.

Fuente: ABC

 

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *