Esto, para preservar los corales que ha perdido el Arrecife Mesoamericano y detener el sargazo.

PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) inició un análisis de las condiciones del mar Caribe y el Atlántico con el fin de contener y tratar de revertir la acidificación del mar y con ello preservar la vida de los corales que ha perdido el Arrecife Mesoamericano y detener la generación de sargazo.

Así lo informó Francisco Brizuela Venegas, presidente de la Subcomisión de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental para el Caribe (COI) de la Unesco, durante una gira de trabajo en Quintana Roo.

“En el Caribe hay varios problemas, algunos nuevos como el caso de arribazón de sargazo, algas que llegan en cantidades increíbles, fenómeno que apenas se ha manifestado y que recién se empieza su análisis. En abril de este año establecimos un grupo de investigación para estudiar este fenómeno a través de la COI en el que participan investigadores de muchos países”, anunció.

Si bien la creciente aparición del sargazo en las costas del Caribe y el Atlántico fue el fenómeno que convocó a la COI, también estudian la acidificación del océano que cada vez es mayor, la cual consiste en que el mar absorbe demasiado bióxido de carbono producto del cambio climático, y se transforma en ácido carbónico, tóxico para los arrecifes de coral y en general para la vida marina.

El biólogo y especialista en diseño de políticas educativas, indicó que por el intercambio de conocimiento científico que hay en los países miembros de la COI, sí hay evidencia que prueba afectaciones a los mares, producto de esa acidificación, uno de ellos la aparición cada vez mayor del sargazo.

“El grupo ha estado trabajando a distancia; en realidad estamos en una fase de organización todavía y de definición. El principal avance es tener ya reunida toda la información que existe al respecto y con ello determinar qué es lo que hace falta saber y luego comenzar a trabajar en las soluciones”, compartió Brizuela Venegas.

Aunque se espera que la COI establezca alternativas para contrarrestar el impacto del calentamiento global en el mar que favorecerían al Caribe mexicano, también buscan generar cambios de hábito en las personas, especialmente consumir cada vez menos plásticos, cuyo destino final después del uso doméstico es el mar.

“La contaminación del mar es generalizada; el absorbimiento deldióxido de carbono es inherente a la industrialización, el crecimiento de las urbes y la deforestación, pero es enorme la cantidad de plástico que hay en el mar, toneladas, toneladas y más toneladas”, lamentó.

Fuente:  NOVEDADES QUINTANA ROO.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *